Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

LOS REGALOS DE DIOS

Posted by Jhon en Sábado, diciembre 22, 2012


Cuando los reyes magos llegaron a la presencia de Jesús le entregaron tres regalos: Oro, el rey de los metales, para el rey; incienso, el olor fragante del lugar santísimo, para el sacerdote y mirra, una especie usada para embalsamar,  para quien terminaría siendo un sacrificio en su muerte.

Al mirar estos regalos, pensé en lo difícil que debe ser escoger un regalo para el Hijo de Dios.  ¿Le pasa a usted?  ¿Cómo elegir el regalo perfecto para el que lo tiene todo, o para el amigo secreto de la oficina que no conocemos mucho, o para mis sobrinos que ya no son niños, porque habrá algo más difícil que escoger un regalo para un adolescente?

Sabes, Dios escogió regalos para nosotros y en esta navidad quiero que reflexione sobre ellos, y los incluyas en su vida, desde esta navidad.  Estos regalos están listados en 1 Cor. 13:13.

  1. EL REGALO DE LA FE.- Todo en su vida cambia cuando tiene fe.  Cuando no la tiene en Él solo confía en usted.  La fe cambia su vida.  Mira como cambió la del paralítico (Hch 3:15 y 16), o la del carcelero en Hechos 16:31.  La traducción literal de la palabra fe utilizada aquí es “pon tu peso en Él”.  Cuando yo acepto este regalo entonces, dejo de llevar el peso sobre mi cuerpo y empiezo a entregar mis cargas sobre Él, descansando del peso que llevaba.  Así como un SPA es un regalo para tu piel, la fe es un regalo para tu corazón.  Rom.10:17 nos dice que la fe viene por el conocimiento de la palabra y al estudiarla llegamos a  estar seguros de que tenemos vida eterna (1Jn. 5:11 al 13).  Es por la fe que sabemos que viviremos mas allá de esta vida y no nos quedaremos en el hueco del cementerio. Que esta navidad esté el regalo de la fe bajo su árbol.
  2. EL REGALO DE LA ESPERANZA.- La esperanza es el casco protector de nuestra cabeza (1 Tes. 5:8). Cuando nuestra esperanza está puesta en un ser humano tenemos problemas, porque nos fallará no importa cuán bueno sea.  Por tanto, lo único que protege nuestra cabeza es la esperanza en Dios y cuando no la tenemos nos desestabilizamos, puesto que no hay nada peor que la desesperanza, que ha causado asesinatos, suicidios masivos y toda clase de atrocidades.  Cuando se pierde la esperanza se pierden las ganas de seguir adelante.  Así como es sabio usar un casco en una moto, no hay nada mejor que ponerte el casco de la esperanza (Heb.6:19).  Imagínese todos los pensamientos que le vienen, son como martillazos en su cabeza: puedo perder el trabajo, no tengo suficiente dinero, ya no hay como salvar la vida de un ser querido, mi matrimonio se destruye, etc.  Si usted no puede evitar que estos pensamientos lo consuman, las preocupaciones de la vida le quitaran la paz, y el regalo de Dios no se hará realidad en su vida.  Qué especial regalo es este para nosotros en esta navidad!
  3. AMOR.- Nadie ha experimentado el amor, hasta que sentimos el amor de Dios.  Y cuando sientes que no está contigo, es como cuando el celular esta sin señal.  Te sientes solo, incomunicado, en un desierto.  Rom. 8:31 al 39 nos deja ver este amor con claridad.  Mira lo que dice de nuestra relación con El: Dios es por mí, no soy una sobra.  Soy importante para El.  Nos da todas las cosas aunque a veces en paquetes extraños.  A veces nos lo da a través de otras personas, incluso gente que no esperamos, o que consideramos no tan maduros espirituales como nosotros.  Tenemos que aprender a tener la humildad de recibir lo que nos da sin esperar que sea a mi manera.  Nos justifica, que significa que nos declara justos y no hace como la gente que nos condena y como duele cuando lo hacen, sobre todo cuando ni siquiera saben la historia completa.  Nada nos separa de su amor.  Mira las 7 cosas en la  lista y observa como Pablo había experimentado 6 de ellas, y viviría la séptima al morir.

Que esta navidad pongamos debajo del árbol estos tres regalos que Dios nos da, y sobre todo si está notando falta de alguno en particular, oro para que el Señor te provea abundantemente de eso, siempre recordando que esto es lo que Él le quiere dar, el problema es que a veces usted no lo quiere recibir.

Feliz Navidad a todos ustedes.

Tomado de: http://lascosasporsunombre.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: