Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 28 abril 2011

Escuchar con propósito

Posted by Jhon en Jueves, abril 28, 2011

Ayer hablamos de escuchar la Palabra con interés y atención. Ahora, pensemos en acercarnos a la Biblia con propósito, expectación y oración.

Los cristianos estudian las Sagradas Escrituras no solo individual sino también colectivamente para saber más de Dios y sus caminos. Pero detrás de este sencillo concepto hay un gran desafío. Reunir conocimiento bíblico con propósito significa proponernos de corazón obedecer lo que escuchamos (Sal 119.33). Y hacerlo con expectación significa que creemos que el Señor nos hablará específicamente (Sal 25.4). Los sermones, las clases de la escuela dominical, y los tiempos de recogimiento privados, son cosas que debemos esperar con interés. Dios usa todo esto para edificarnos, fortalecernos y consolarnos; escuchar al Señor realmente vale la pena. Y la obediencia es la única respuesta adecuada a esta clase de atención personal.

Acercarnos devotamente a la lectura de la Biblia prepara nuestros corazones para escuchar bien, e introduce una actitud de propósito y deseo vehemente. El pasaje de hoy (1 Samuel 3:1-10) nos cuenta la historia del primer encuentro del joven Samuel con Dios. El sacerdote Elí le da al muchacho un valioso consejo: que cuando el Señor le llame, diga: “Habla, Jehová, porque tu siervo oye” (v. 9). Diga en oración estas sencillas palabras con convicción antes de abrir su Biblia, y escuchará a Dios más claramente.

Si quiere ver cómo trabaja Dios en su vida, venga a la Biblia con una actitud devota, expectante y llena de propósito. El enlutado será consolado. El cansado tendrá fuerzas. Quienes admitan su pecado se arrepentirán y conocerán la paz. Todos sentirán gozo. Reconozca el regalo tan grande que es la Palabra de Dios.

Anuncios

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Cómo escuchar la Palabra de Dios

Posted by Jhon en Miércoles, abril 27, 2011

¿Cómo es que dos personas pueden sentarse en el mismo banco de la iglesia, escuchar el mismo sermón sobre la misma porción de las Sagradas Escrituras, y marcharse teniendo dos respuestas diferentes? Una está gozosa, y la otra no es tocada. Creo que la razón es que algunas personas no saben cómo escuchar la Palabra de Dios.

Nehemías 8 es una escena estupenda del pueblo de Dios reuniéndose para escuchar su Palabra. Recuerde que no tenían ejemplares personales de las Sagradas Escrituras para leerlas. Durante generaciones, los hechos del Génesis hasta Deuteronomio eran transmitidos oralmente de padres a hijos. Además, el pueblo había estado en cautiverio durante muchos años. Esta era la primera vez que la mayoría de ellos escuchaban la Palabra leída. Imaginen su emoción al escuchar con atención lo que el Señor les decía.

Los israelitas tenían hambre de la Palabra de Dios. ¿Y usted? ¿Escucha con interés, y con mente y corazón expectantes? La duración del período de atención de una persona está directamente relacionada con la intensidad de su hambre de algo. Si usted tiene ansias de saber más de Dios, entonces su mente se fijará en lo que él le está diciendo por medio de su pastor o de su lectura personal. La verdad es que nada en el mundo es tan importante como lo que el Señor dice.

Son muchas las cosas que claman pidiendo nuestra atención, pero pocas la merecen, en realidad. El Señor es digno de nada menos que toda nuestra atención. él quiere decir algo a cada persona. Por eso, cualquiera que escuche la Palabra de Dios con un corazón y una mente abiertos, recibirá de él.

Posted in Devocionales | 1 Comment »

Posted by Jhon en Lunes, abril 25, 2011

Un santo no es una persona perfecta, sino alguien que tiene una relación correcta con Dios

Posted in Frases | Leave a Comment »

Requisitos para la santidad

Posted by Jhon en Lunes, abril 25, 2011

Muchas personas tienen un concepto no bíblico sobre la santidad. Su idea acerca de un santo es alguien que tuvo una vida tan ejemplar, que es venerado por la iglesia, pero la Palabra de Dios da una descripción muy diferente. La iglesia de Corinto luchaba con toda clase de conductas impías, pero Pablo los llama “los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos” (1 Co 1.2).

Santificar significa apartar del uso común para dar un uso sagrado. En la Biblia, el Señor ha santificado días (como el día de reposo), lugares (el tabernáculo), cosas (el arca de la alianza), y personas. Un santo es simplemente una persona a quien Dios ha apartado para sus propósitos. Eso significa que todo creyente es un santo.

Antes de que usted fuera salvo, su posición relativa para con Dios era de enemistad (Ro 5.10). Pero en el momento que puso su fe en Cristo como su Salvador personal, el Señor cambió su posición y le apartó para él.Usted nació de nuevo y es ahora es su hijo. Dios perdonó sus pecados y le declaró justo. Un santo no es una persona perfecta, sino alguien que tiene una relación correcta con Dios. Aunque nuestra posición de santificación no está fundada en la buena conducta, el Señor espera que vivamos de una manera que le honre a él.

Dios le apartó a usted para un propósito sagrado. Eso significa que usted está aquí, no para vivir como le parezca, sino para traer gloria al Señor. él nos llama a vivir de acuerdo con nuestra nueva posición en Cristo. Rechazar esta responsabilidad de santidad es un evidente acto de ingratitud, que entristece el corazón del Señor.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

MIRAR HACIA ADELANTE

Posted by Jhon en Martes, abril 19, 2011

En Filipenses 3:13, el apóstol Pablo dice que una de las cosas que se esforzó por hacer fuè “olvidar lo que queda atrás”.   Pienso que Pablo trató de arreglar errores que había cometido antes y descubrió lo complicado e imposible que era.  Sólo hay una cosa que podemos hacer con el pasado y es ¡dárselo a Dios!

Cuando permitimos que Dios tome control de nuestros desórdenes y los torne en milagros, el Padre tiene la habilidad de usar los errores que cometemos para nuestro bien, si sólo confiamos en Él.
Isaías 61:3 dice que nos “dará gloria en lugar de ceniza”, pero encuentro que muchas personas se aferran a sus cenizas, las cenizas del pasado, aquellas que les recuerdan sus defectos y fracasos.  Por tanto, quiero animarlo a tomar la decisión de dejar sus cenizas. Cada día es un nuevo día repleto de tremendas posibilidades, nueva vida, nuevas esperanzas, nuevos sueños.
 
¿Necesita una segunda oportunidad? Pídale a Dios una segunda, tercera, cuarta o quinta, la que sea que necesite.  Dios está lleno de misericordia y resignación. Su bondad nunca falla ni tiene fin.  Si llevamos la cuenta de todos nuestros defectos y fracasos, nos sentiremos oprimidos.
Jesús vino a quitar las cargas, pero tenemos que estar dispuestos a dejarlas ir y creer que ÉL es más grande que nuestros errores.
 
No creo que Dios es tan difícil de complacer como a veces pensamos. Después de todo, no lo sorprendemos.  ÉL sabía todo de nosotros antes de invitarnos a tener una relación con ÉL.
Si siente que su vida es complicada, entonces quizás es que es muy exigente consigo mismo. Dèse una oportunidad.  Dios ve su corazón y siempre está dispuesto a trabajar con cualquiera que se rehúsa a darse por vencido.
 
Es importante dejar de pensar en el pasado para poder ver el plan de Dios para hoy.  La Biblia está llena de historias sobre personas que han experimentado nuevos comienzos.  Recibir a Jesús como nuestro Salvador es el máximo nuevo comienzo. Somos nuevas criaturas con una oportunidad para aprender una nueva manera de vivir.
 
Efesios 4:23 dice que los cristianos deben renovar constantemente su mente y actitudes.  Si alguna vez pensó o mostró una actitud pensando que era muy tarde para tener una buena vida, buenas relaciones, o esperanza para el futuro, entonces necesita renovar su mente rápidamente.
Escoja pensar de acuerdo a la Palabra de Dios y no como se siente.  Nadie es un fracaso a menos que opte por dejar de tratar.  La vida se torna más dulce y fácil si vivimos con la actitud que dice: “Haré lo mejor que puedo hoy y confiaré en que Dios hará el resto.  Mañana comenzaré de nuevo y nunca me daré por vencido”.
 
Puede simplificar su vida al aprender a desarrollar confianza. Muchas veces, no nos permitimos confiar. No confiamos en nuestros esposos, en nuestros hijos y, si somos sinceros, muchas veces no confiamos que Dios hará lo que ha dicho.
Quizás necesita mirar hacia arriba y a su alrededor, en lugar de hacia atrás y hacia abajo.  Levante la mirada y vea el increíble futuro que desata esperanza para usted en Dios.
 
No pase su vida lamentándose por lo que ha perdido y lo que ya se ha ido; haga un inventario de lo que le queda y siga hacia delante.  La persona que confía en Dios sabe que aunque las cosas no salgan de la manera que esperaba, Dios tienen un mejor plan si confía en ÉL  (Salmos 37:5).
 
Confiar en Dios trae descanso sobrenatural a nuestras almas, lo que nos permite vivir simple y libremente, de la manera que ÉL quiere que vivamos. La confianza crece mientras damos pasos de fe y experimentamos la fidelidad de Dios.  Deje ir lo que quedó atrás, ¡entre a una nueva etapa de confianza en Dios!


Bendiciones.

  Angela
http://images.Quebles.com/hotmail/emoticons/1512789.gif


Posted in General | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Domingo, abril 17, 2011

No es lo mismo ‘saber’ de Dios, que CONOCER! a Dios!! 

Posted in Frases | Leave a Comment »

Cómo buscar al Señor

Posted by Jhon en Viernes, abril 15, 2011

Aunque las Sagradas Escrituras nos dicen que debemos buscar al Señor, muchos cristianos batallan con este mandato. Algunos están tan distraídos por otros intereses y responsabilidades, que Dios es solamente una parte minúscula de sus objetivos y deseos en la vida. Cuando enfrentan su responsabilidad de buscarle, a menudo se sienten culpables, pero no saben cómo comenzar a buscarle de todo corazón.

Cuando las ansias de buscar a Dios son mayores que nuestro interés por otras búsquedas, hacerlo se vuelve mucho más fácil. Pero el hambre por el Señor es un gusto que se adquiere. Cuanto más lo busquemos, mayor será nuestra hambre. Sin embargo, si le ignoramos, el poco apetito que tengamos de él disminuirá aun más. ¿Es ésta su experiencia? Pídale, entonces, al Señor que le agudice su apetito por él, y siga adelante, haciendo el esfuerzo de buscarle.

Comience con la lectura de la Biblia y la oración. Aparte tiempo cada día para meditar en la Palabra de Dios —para escuchar su voz, digerir poco a poco lo que lee, hablar con el Señor, hacerle preguntas, y aplicar a su vida lo que aprenda. Comience a estudiar la Biblia. Algunos podrán decir: “Nunca he hecho eso”. Mi consejo es: “¡Hágalo!” Las cosas profundas de Dios no caen simplemente en nuestro cerebro; son puestas allí por el estudio aplicado.

Buscar algo requiere tiempo y esfuerzo. ¿Invertirá usted su vida en la búsqueda del Eterno, la fuente de todo contentamiento, gozo y esperanza? ¿O irá tras lo efímero? Al descuidar al Señor, usted pierde todos los beneficios que él promete a quienes le buscan con diligencia.

Posted in Devocionales | 1 Comment »

Posted by Jhon en Martes, abril 12, 2011

No le pidas a Dios que guíe tus pasos, si no estas dispuesto a mover tus pies.

Posted in Frases | Leave a Comment »

Una vida reflexiva

Posted by Jhon en Miércoles, abril 6, 2011

¿Está usted viviendo de una manera reflexiva y con propósito, o solo mecánicamente? Es muy fácil levantarnos cada mañana, hacer nuestro trabajo, disfrutar de descanso o entretenimiento, y caer en la cama cada noche sin pensar para nada en Dios. Pero ignorar cómo él nos ha bendecido, guiado, protegido y alertado, es una manera poco sabia de vivir. Pensemos en los beneficios de mantener abiertos nuestros ojos y oídos espirituales todo el día.

Quienes están conscientes de la presencia del Señor en sus actividades cotidianas, disfrutan de la paz de saber que él tiene siempre el control, y que está actuando para llevar a cabo sus buenos propósitos. Las experiencias de cada día con él les enseñan a conocerle y a amarle más.

Cuando aprendemos a ver las huellas de Dios en nuestros días, ganamos conciencia de hasta dónde está él involucrado en nuestras vidas. Quizás él le ha fortalecido para una tarea, o abierto una puerta de oportunidad.

Tal vez guió sus decisiones, o le ayudó a responder de una manera compasiva a una persona difícil. Si nuestros oídos están abiertos a las advertencias y enseñanzas del Señor, no repetiremos los mismos errores una y otra vez. Pero quienes son sordos a su voz, persistirán en su manera de pensar dañina, en sus emociones negativas, y en sus respuestas torpes.

Cada noche, antes de irse a dormir, tómese un tiempo para reflexionar en las actividades del día. Dios está siempre con usted, guardándole y guiándole en su camino. El Señor quiere que usted lo vea en todo, y que entienda la vida desde la perspectiva de él, confiando en su poder y sabiduría para enfrentar cualquier desafío.

 

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

No se nace Cristiano, pero se llega a Serlo

Posted by Jhon en Martes, abril 5, 2011

¿Cómo se llega a ser cristiano? Algunos creen que son cristianos porque tienen un conocimiento aproximado de las verdades cristianas: fueron bautizados y siguieron una enseñanza religiosa. Otros reconocen la existencia de un Dios creador; otros nunca faltan a los oficios religiosos y siguen ritos y tradiciones, sin hacerse demasiadas preguntas.

Sin embargo, no se nace cristiano porque los padres son cristianos. Tampoco se llega a serlo por medio de estudios teológicos en un seminario o en un instituto bíblico, ni por haber recibido una instrucción religiosa. Entonces, ¿cómo se llega a ser cristiano?

La Palabra de Dios nos dice que para llegar a ser “hijo de Dios” es necesario el “nuevo nacimiento”, es decir, arrepentirse y, por la fe, aceptar a Jesús como Salvador. Estoy perdido, lejos de Dios, soy pecador. Por eso necesito ser salvo y tener una relación con Dios, cosa que sólo Dios puede darme si confío en él.

Depositar su fe en Jesucristo, creer y confiar en él, es algo muy distinto de lo que es una religión, pues la religión no salva, pero Jesús sí. “A todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios” (Juan 1:12).

El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24).

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: