Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 28 enero 2011

El Águila y las Tormentas

Posted by Jhon en Viernes, enero 28, 2011

¿Sabías que un águila sabe cuando una tormenta se acerca mucho antes de que empiece?

El águila volará a un sitio alto para esperar los vientos que vendrán. Cuando llega la tormenta, Extiende sus alas para que el viento las agarre y le lleve por encima de la tormenta. Mientras que la tormenta esté destrozando abajo, el águila vuela por encima de ella.

El águila no se escapa de la tormenta. Simplemente usa la tormenta para levantarse más alto. Se levanta por los vientos que trae la tormenta.

Cuando las tormentas de vida nos vienen – Y todos nosotros vamos a pasar por ello, Podemos levantarnos por encima poniendo nuestras mentes y nuestra fe en Dios.

Las tormentas no tienen que pasar sobre nosotros. Podemos dejar que el poder de Dios nos levante por encima de ellas. Dios nos permite ir con el viento de la tormenta que trae enfermedad, tragedia, y demás cosas en nuestras vidas. Podemos volar sobre la tormenta.

Recuerda, no son los pesos de la vida que nos lleva hacia abajo, sino el cómo los manejamos.

Isaías 40:31 – “pero los que esperan en el Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

CAJUVA

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Jueves, enero 27, 2011

Dios hará todo lo que sea necesario para hacerte entender Su voluntad!

Posted in Frases | Leave a Comment »

Amor Sacrificial

Posted by Jhon en Martes, enero 25, 2011

Un artículo en National Geographic varios años atrás mostraba una foto impactante de las Alas de Dios.

Después de un incendio forestal en el Parque Nacional de Yellowstone, los guardabosques iniciaron una larga jornada montaña arriba para valorar los daños del incendio.

Un guardabosque encontró un pájaro literalmente petrificado en cenizas, posado cual estatua en la base de un árbol.Un poco asombrado por el espeluznante espectáculo, dio unos golpecitos al pajarillo con una vara.

Cuando lo hizo tres diminutos polluelos se escabulleron bajo las alas de su madre ya muerta.

La amorosa madre, en su afán de impedir el desastre, había llevado a sus hijos a la base del árbol y los había acurrucado bajo sus alas, instintivamente conociendo que el humo tóxico ascendería. Ella podía haber volado para encontrar su seguridad, pero se había negado a abandonar a sus bebes.

Cuando las llamas llegaron y quemaron su pequeño cuerpo ella permaneció firme. Porque había decidido morir para que aquellos que estaban bajo sus alas pudiesen vivir.

Salmo 91:4 “Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro;”

“Ser amado de esta manera debería marcar una diferencia en tu vida. No olvides a Aquél que te amó y murió por ti….Tu vida debería ser diferente sólo por eso.”

Pensamiento: Cuando dejes de mirar a las dificultades de tu vida como obstáculos y comienzas a verlas como escalones, subirás por encima de tus dificultades y ganarás algo de ellas. Te harán más fuerte y sabio.

CAJUVA

 

Posted in General | 1 Comment »

La transformación del creyente

Posted by Jhon en Lunes, enero 24, 2011

Me maravilla la metamorfosis de la oruga. Un insecto baboso y erizado, que desaparece para convertirse en crisálida, y al poco tiempo surge una delicada y hermosa mariposa. Es algo maravilloso.

Nuestra transformación en el momento de la salvación es igualmente radical y milagrosa. De un corazón destinado a la muerte, pecaminoso y depravado, Dios saca una criatura nueva que ha sido perdonada, hecha justa, y creada para tener el Espíritu de Dios dentro de sí (2 Co 5.21; Jn 14. 17).

¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué, entonces, seguimos luchando con el pecado después de poner la fe en Cristo como Salvador? ¿No deberían haber desaparecido todos los hábitos e inclinaciones de nuestro viejo corazón? La respuesta es que el término “nueva criatura” se refiere a nuestra posición en Cristo. Es cierto que los creyentes son perdonados y que están eternamente seguros como hijos del Padre celestial, pero seguimos viviendo en cuerpos carnales, y mientras estemos en la tierra habrá una batalla continua entre el espíritu y la carne.

Dios nos transforma a lo largo de toda nuestra vida para que nos parezcamos cada vez más a Cristo. Su Espíritu nos ayuda a combatir el pecado, y nos enseña cómo vivir. Este proceso, llamado santificación, es una peregrinación que durará hasta que seamos llamados a la patria celestial.

Mientras que la salvación es un hecho que sucede una sola vez, la santificación es un proceso de toda la vida. Y aunque el Señor nos ve a los creyentes como justos, todavía tenemos la capacidad de pecar.

Afortunadamente, el Espíritu de Dios nos guía y nos da poder para ser más como Cristo, y si nos sometemos a él, nuestra conducta y nuestros pensamientos cambiarán.

 

Posted in Devocionales | 1 Comment »

¿Qué dice la Biblia acerca de la sanidad? ¿Hay sanidad en la expiación de Cristo?

Posted by Jhon en Jueves, enero 20, 2011

Isaías 53:5, que es citado nuevamente en 1 Pedro 2:24, es el verso clave sobre la sanidad que con frecuencia es mal entendido y mal aplicado. “Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre ÉL, y por su llaga fuimos nosotros curados.” (Isaías 53:5). La palabra traducida como “curados” puede referirse tanto a la sanidad espiritual o física. Sin embargo, en el contexto de Isaías 53 y 1 Pedro 2, hace ver claramente que se refiere a la sanidad espiritual. 1 Pedro 2:24 dice, “quien llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.” Claramente este verso está hablando sobre el pecado y la justicia, no sobre enfermos y enfermedades. Por lo tanto, el ser “sanados” se refiere a ser perdonados y salvados, no sanados físicamente.

La Biblia no vincula específicamente la sanidad física con la espiritual. Con frecuencia la gente es sanada físicamente cuando pone su fe en Cristo—pero no siempre es así. Algunas veces es la voluntad de Dios el sanar, y otras veces no lo es. El apóstol Juan nos da una perspectiva apropiada: “Y esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye. Y si sabemos que Él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.” (1 Juan 5:14-15). Dios aún realiza milagros. Dios aún sana a la gente. La enfermedad, el dolor y muerte son aún realidades en este mundo. A menos que el Señor regrese en los próximos 50 años o algo así, casi todos los que vivimos hoy moriremos, y esto le sucederá a la mayoría de nosotros (incluyendo los cristianos) moriremos como resultado de un problema físico (afecciones, enfermedades, heridas). No siempre es la voluntad de Dios el sanarnos físicamente.

Finalmente, en el Cielo nos espera una absoluta salud física. Allá ya no habrá más dolor, padecimientos, enfermedades, sufrimientos o muerte (Apocalipsis capítulo 21). Todos necesitamos estar menos preocupados por nuestra condición física en este mundo y estarlo un poquito más con nuestra condición espiritual (Romanos 12:1-2). Entonces, podremos enfocar nuestros corazones en el cielo donde ya no tenderemos que batallar mas con problemas físicos, Apocalipsis 21:4, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.”

www.GotQuestions.org

Posted in Preguntas | Leave a Comment »

Una visión sin límites

Posted by Jhon en Jueves, enero 20, 2011

Como hijos del Altísimo, estamos llamados a caminar con él, ya sean gratas o difíciles las circunstancias. Ambas pueden ser un reto.

En tiempos buenos, podemos perder de vista cuán dependientes somos de Dios. Por supuesto, aun así necesitamos muchísimo su dirección y su cuidado, pero los “períodos” placenteros pueden empañar esa realidad y crear en nosotros una disposición de autosuficiencia. Para evitar esto, debemos disciplinarnos para llenar nuestras mentes con la Palabra de Dios, orar por su dirección, y escuchar su respuesta.

Por el contrario, los tiempos difíciles pueden acercarnos a nuestro Creador en busca de sustento y ayuda. Con Cristo a nuestro lado, podemos atravesar sin temor cualquier situación. Como lo advirtió el Señor Jesús, la aflicción es inevitable (Jn 16.33). Pero tenemos la posibilidad de elegir cómo responder. Podemos dejar que las situaciones dolorosas nos hagan más dependientes del Señor, o que la duda, la depresión y la ira nos invadan.

El Señor promete darnos todo los que necesitemos para sobrellevar bien las dificultades. Nuestra responsabilidad es permanecer a su lado, seguir donde él nos dirija, y obedecer aun cuando no nos guste o no entendamos lo que está sucediendo. Nuestra meta debe alinearse con la del apóstol Pablo: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe” (2 Ti 4.7).

¿Dónde se encuentra usted hoy: en medio de una prueba, o de circunstancias placenteras? Esté consciente de que tentaciones tales como el desánimo o la apatía, pueden apartarlo de caminar con el Padre celestial. ¿Cuando salga de ese período podrá decir, como el apóstol Pablo, que terminó bien?

 

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Caminar con Dios

Posted by Jhon en Martes, enero 18, 2011

Una vez que recibimos a Jesucristo como Salvador, su Espíritu mora en nosotros de forma permanente. Sin embargo, hay una diferencia entre tener la salvación y caminar con el Señor. Ser salvo implica el perdón del pecado y la bendición de una seguridad eterna, mientras que caminar con Dios es un privilegio que experimentamos día tras día.

Para entender mejor esta idea, consideremos el ejemplo de Noé, un hombre que Génesis 6.9 identifica como uno que caminaba con el Señor de esa manera; es decir, vivía por fe. De seguro que no entendió la orden de Dios de que construyera un arca. Después de todo, nunca había habido lluvia, y mucho menos un catastrófico diluvio. Hasta ese momento, una niebla se levantaba de la tierra para alimentar a la vegetación. Pero, porque el Todopoderoso habló, Noé creyó y obedeció.

Para nosotros, caminar por fe no tiene que significar algo tan colosal como salvar a la flora y la fauna de la destrucción. Implica algo más común, como vivir con las prioridades agradables a Dios, invertir tiempo en la Palabra, o aferrarse a los valores de él en un mundo que los tiene en poco. En realidad, nuestro verdadero carácter se revela a menudo cuando no hay ninguna crisis o dificultad que nos motive. Cuando somos fieles en las cosas sencillas y comunes, nuestro Padre celestial nos confía más.

Creerle a Dios y actuar en consecuencia, es un aspecto importante de la obediencia a él. ¿Tiene usted tal confianza, que acata sus instrucciones, incluso cuando son difíciles o confusas? Pídele al Señor que aumente su fe, y renueve su compromiso de seguirle donde sea que él le conduzca.

 

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

¿Cuáles son las señales del fin de los tiempos?

Posted by Jhon en Domingo, enero 9, 2011

Mateo 24:5-8 nos da importantes pistas para que podamos discernir la aproximación del fin de los tiempos, “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo; Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán. Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin. Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares. Y todo esto será principio de dolores.” Un incremento en falsos Mesías, un incremento en guerras, un incremento en hambrunas, plagas y desastres naturales – estos acontecimientos son “señales” del fin de los tiempos. Aún en este pasaje, estamos siendo advertidos; no debemos dejarnos engañar (Mateo 24:4), porque estos eventos son solo el principio de los dolores de parto (Mateo 24:8), el fin está aún por venir (Mateo 24:6).

Muchos intérpretes señalan cada terremoto, cada agitación política, y cada ataque sobre Israel como una señal segura de que el fin de los tiempos se acerca rápidamente. Mientras que estos eventos son señales de que el fin de los tiempos se aproxima, no son necesariamente indicadores de que el final ha llegado. El apóstol Pablo advierte que en los últimos días habrá un marcado incremento de falsas enseñanzas. “Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.” (1 Timoteo 4:1). Los últimos días son descritos como “tiempos peligrosos” por el incremento en el carácter maligno del hombre y la gente que conscientemente “resistirán la verdad” (2 Timoteo 3:1-9; 4:3-4, ver también 2 Tesalonicenses 2:3).

Otras posibles señales incluyen la reconstrucción del templo judío en Jerusalén, un incremento en la hostilidad hacia Israel, y sucesos encaminados a un gobierno mundial. La señal más prominente del fin de los tiempos, sin embargo es la nación de Israel. En 1948, Israel fue reconocido como un estado soberano por primera vez desde el año 70 a.C. Dios prometió a Abraham que su descendencia poseería la tierra de Canaán como “heredad perpetua” (Génesis 17:8), y Ezequiel profetizó una resurrección física y espiritual de Israel (Ezequiel 37). El tener a Israel como nación en su propia tierra, es importante a la luz de la profecía del fin de los tiempos, por la prominencia de Israel dentro de la escatología (Daniel 10:14, 11:41; Apocalipsis 11:8).

Con estas señales en mente, podemos ser sabios y discernir al considerar la expectación del fin de los tiempos. Sin embargo, no debemos de ninguna manera interpretar ninguno de estos eventos singulares como una clara indicación de la pronta llegada del fin. Dios nos ha dado suficiente información para que podamos estar preparados, pero no la suficiente para que podamos volvernos arrogantes.

Posted in Preguntas | Leave a Comment »

Dios es nuestro Padre misericordioso

Posted by Jhon en Sábado, enero 8, 2011

La humanidad tiende a proyectar sus fallas en Dios. Esto es particularmente cierto en cuanto a la naturaleza de su amor. Creemos que debemos hacer trueques, implorar o poner empeño para ganarnos el favor del Señor. Pero, así como lo aprendió el hijo pródigo, el amor del Padre es incondicional.

El desobediente hijo pensaba que el amor de su padre había disminuido. Por tanto, volvió al hogar esperando encontrar un lugar entre los sirvientes de la familia. Imagine la alegría del muchacho cuando su Padre lo recibió con un abrazo y una fiesta. Sin duda, sus acciones no merecían una efusión de amor, pero la parábola de Jesús trata de un Padre que no da a las personas lo que ellas merecen.

Un amor basado en la conducta mantendría a las personas preguntándose: ¿He hecho lo suficiente? En vez de eso, Dios se interesa por usted por ser su hijo, y él no espera nada a cambio. Piense en lo que fue la vida del hijo pródigo después de la fiesta por su regreso al hogar. No se alojó con los criados ni se puso a trabajar con ellos. Fue reintegrado a su lugar como el segundo hijo de un hombre rico, con todos los privilegios que eso conllevaba. Asimismo, los creyentes son los hijos preciosos del Señor (2 Co 6.18). Cuando Dios mira a sus amados no se concentra en sus errores, faltas o pecados. Ve a los herederos de su reino: a hombres y mujeres que lo aman y desean pasar la eternidad en su presencia.

No importa cuán lejos nos hayamos alejado del Señor, somos siempre bienvenidos si lo buscamos. La Biblia enseña que el amor de Dios no puede perderse, a pesar de nuestro pecado o de nuestras malas decisiones. Los brazos de nuestro Padre están siempre abiertos.

Posted in Devocionales | 1 Comment »

Posted by Jhon en Viernes, enero 7, 2011

Sanguis martyrum, semen christianorum

La sangre de los Martires, es la semilla del Cristianismo.

Tertuliano.

Posted in Frases | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: