Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 30 noviembre 2010

Posted by Jhon en Martes, noviembre 30, 2010

El amor de Dios es incondicional, ya que se basa en su naturaleza, no en nuestro desempeño

Anuncios

Posted in Frases | Leave a Comment »

El camino del discipulado

Posted by Jhon en Sábado, noviembre 27, 2010

Tras su conversión, Pablo se fue al desierto por tres años; durante ese tiempo el Espíritu Santo lo instruyó en los caminos del Señor. Y de allí salió preparado para comunicar la verdad de Dios.

El Señor habla a los creyentes para que puedan comprender la verdad, ajustarse a ella, y comunicarla. Estos mismos pasos son el mapa de ruta del discipulado. Lo que pasó durante los años que Pablo en el desierto, fue solo el comienzo de un proceso de toda la vida; Dios renovó su mente y lo transformó a la imagen de Cristo. Para el apóstol, ese cambio comenzó al conectar su abundante conocimiento de las Sagradas Escrituras con la revelación de que Jesucristo era el Hijo de Dios.

Pablo conocía a fondo la Palabra, pero la verdad de que Jesús era el Mesías prometido le hizo reconsiderar el fundamento en el que había estado confiando. Todo lo que sabía acerca de Dios tenía que ser reevaluado a la luz de esta nueva información. Pablo había vivido tratando de agradar a Dios, por lo que el Espíritu Santo vio en él, sin duda, a un alumno dispuesto.

El alma del apóstol tenía que ser moldeada de acuerdo con la voluntad del Padre. Y el Señor siguió trabajando en Pablo mucho después de que él dejara el desierto y comenzara su ministerio. Toda persona que lee sus epístolas, es testigo de la obra de Dios en un hombre rendido a él.

Los planes del Señor en cuanto al discipulado parece ser los mismos para cada creyente. Al igual que Pablo, usted es un alumno del Espíritu Santo, y el conocimiento que obtenga de la Palabra debe cambiar su vida. Sea también como el apóstol de esta manera: conviértase en un hacedor de discípulos compartiendo con los demás lo que ha aprendido.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Gratitud en la aflicción

Posted by Jhon en Viernes, noviembre 26, 2010

En el Día de Acción de Gracias, normalmente expresamos gratitud por las bendiciones de Dios. Pero, ¿ha pensado alguna vez en darle gracias por algo que no parezca ser una bendición? Un corazón agradecido es más precioso para Dios cuando, humanamente hablando, nuestra situación no justifica el dar gracias. Pero al tomar cuatro decisiones fundamentales, podemos empezar a ver el valor de nuestras adversidades, y responder con agradecimiento.

Creer y confiar en el Señor. Solo viendo la vida desde una perspectiva bíblica, podremos entender sus propósitos en nuestras pruebas, y confiar en su sabiduría al permitirlas.

Aceptar la situación como de parte de Dios, ya sea enviada o permitida por él. Si realmente creemos que él está actuando para nuestro bien (Ro 8.28, 29), podemos decidir recibir cada dificultad como venida de su mano amorosa. Entonces podremos decir: “Gracias”.

Someterse a Dios en la circunstancia. Aunque es posible que no nos guste la situación, el saber que Dios es “bueno y bienhechor” (v. 68) nos permite poner con confianza nuestras vidas bajo su autoridad.

Sacar de él las fuerzas para resistir. Nadie tiene la capacidad dentro de sí mismo para soportar los problemas con gratitud. Solamente confiando en el Señor pueden los creyentes experimentar la adversidad con un corazón agradecido.

Piense, ahora, en esa circunstancia que le gustaría ver cambiada, y con una nueva mentalidad haga esta oración a Dios: “Señor, acepto esta situación como proveniente de ti. Con fe y confianza me pongo bajo tu amorosa autoridad, y saco de ti las fuerzas que necesito para soportar con gratitud”.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Jueves, noviembre 25, 2010

´Creo en el Cristianismo así como creo que el sol ha salido. No sólo porque lo veo, sino porque gracias a que lo veo puedo ver todo lo demás´

C.S. Lewis

Posted in Frases | Leave a Comment »

Contentamiento en todas las circunstancias

Posted by Jhon en Miércoles, noviembre 24, 2010

Piense en los momentos que se sintió realmente satisfecho. ¿Qué le hizo sentir así? Para la mayoría de las personas, la sensación de bienestar se produce cuando sus circunstancias son las que ellas quieren, pero no era así con Pablo. él aprendió a estar contento en todas las circunstancias, buenas o malas.

Haríamos bien en aprender algunas lecciones de él. A fin de cuentas, no podemos evitar todas las situaciones difíciles, pero también podemos descubrir cómo enfrentarlas con un espíritu tranquilo y maduro, no con frustración y ansiedad.

El contentamiento no depende de las circunstancias externas. El cambio de situación puede traer alivio temporal, pero la satisfacción basada en las circunstancias siempre será esporádica y fugaz. Se trata de cómo pensamos, no de qué tenemos.

El contentamiento fluye de una actitud interior. La calma interior del apóstol provenía de una mente puesta en Cristo. Al decidir confiar en el Salvador costara lo que costara, Pablo permitía el Espíritu Santo dentro de él gobernara sus emociones y condicionara sus respuestas.

El contentamiento se aprende con la experiencia. No se puede adquirir de un libro o de un sermón, porque es un proceso que debe ser vivido personalmente. Pablo aprendió el contentamiento sobre la marcha —en las persecuciones, los sufrimientos y las prisiones. El Señor usó todas las dificultades para transformarlo.

Las situaciones que causan frustración, ansiedad e insatisfacción son también los que Dios usa para producir contentamiento en nosotros. Cuando usted esté hastiado de sus quejas, decepciones e insatisfacciones, entonces estará listo para dejar que el Señor le enseñe su nueva manera de vivir.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Resistir los apetitos carnales

Posted by Jhon en Martes, noviembre 23, 2010

El Espíritu Santo guía a los creyentes a tomar decisiones sabias y correctas. Pero cuando los cristianos no escuchan, pueden elegir seguir lo que corresponde a la carne.

Después de que la serpiente habló a Eva, ésta, sin duda, le dio una buena mirada al árbol de la ciencia del bien y del mal (Gn 2.17; 3.3). No importa lo que hubiera pensado antes del árbol, ahora lo veía con nuevos ojos —con ojos enfocados en la carne. Génesis 3 nos dice que el árbol prohibido atrajo a Eva de tres maneras: 1) era bueno para comer, 2), agradable a los ojos, y 3) codiciable para alcanzar sabiduría.

Es decir, podía satisfacer tres deseos humanos legítimos: de comida apetitosa, de belleza y de sabiduría. No hay nada de malo en estos deseos dados por Dios. El Señor había creado una diversidad de alimentos, y una tierra repleta de vistas impresionantes para que la humanidad pudiera disfrutar de ellas. él también da el Espíritu Santo como una fuente de su verdadero conocimiento y sabiduría. De hecho, es el Espíritu quien enseña a los creyentes a mantener bajo control y en equilibrio los apetitos carnales.

Mientras tanto, Satanás se esfuerza por pervertir los deseos sanos. Aborrece ver satisfechos los deseos de las personas. Lo que quiere es ver que la persona sienta el deseo de tener algo bueno, hasta ser controlada por el deseo de tenerla.

El diablo se contenta cuando las personas se convierten en esclavas de un deseo que, en el contexto adecuado, el Señor quiso que disfrutaran con libertad. El creyente que anda en el Espíritu Santo rechaza la gula, prefiriendo los deseos que están dentro de los límites impuestos por Dios. Es así como tenemos lo mejor de él.

Posted in Devocionales | 1 Comment »

Posted by Jhon en Viernes, noviembre 19, 2010

“El cielo no se gana…. Se Acepta”

Cris

Posted in Frases | Leave a Comment »

¿Cómo podemos reconocer la voz de Dios?

Posted by Jhon en Viernes, noviembre 19, 2010

Esta pregunta ha sido hecha por muchísima gente a través de todos los tiempos. Samuel escuchó la voz de Dios, pero no la reconoció hasta que fue instruido por Elí (1 Samuel 3:1-10). Gedeón tuvo una revelación física de Dios y aún así dudaba de lo que había escuchado, hasta el punto de pedir una señal, no una vez, sino tres veces (Jueces capítulo 6: 17-22 y 36-40) Cuando escuchamos la voz de Dios, ¿cómo sabemos que es Él quien habla? Primero que nada, nosotros tenemos algo que ni Gedeón ni Samuel tenían. Tenemos la Biblia completa, la inspirada Palabra de Dios para leerla, estudiarla y meditarla. “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Timoteo 3:16-17) ¿Tienes una pregunta acerca de algún tópico o decisión en tu vida? Ve lo que dice la Biblia acerca de ello. Dios jamás te guiará o dirigirá contrariamente a lo que Él ha pensado o prometido en Su Palabra (Tito 1:2).

Segundo, al oír la voz de Dios, debemos reconocerla. Jesús dijo, “Mis ovejas oyen mi voz, y Yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27). Yo puedo relacionarme personalmente con este verso, excepto porque los animales involucrados son reses. Mi suegro tiene un pequeño rancho. Cada vez que vamos a visitarlo, puedo contar con que al menos una vez al día, salga con él para revisar el ganado. Mi suegro puede bajarse de la camioneta, llamar con algunas palabras amables, y pronto la pickup se encuentra rodeada de vacas, esperando ansiosamente un bocado de paja. Pero si abro la portezuela de mi lado de la camioneta, se ocasiona una dispersión del ganado desde un lado del pastizal hasta el otro. Así que ¿cuál es la diferencia? El ganado está con mi suegro al menos una vez, o veces dos o tres veces al día. Por su encuentro diario con quien las alimenta y las cuida, las vacas se sienten a gusto con él, y pueden inmediatamente reconocer a un extraño entre ellas. Si queremos conocer la voz de Dios, debemos pasar tiempo con Él diariamente.

Asegúrate de pasar un tiempo de calidad diariamente en oración, estudio de la Biblia, y quieta contemplación de Su Palabra. Mientras más tiempo pases en intimidad con Dios y Su Palabra, te será más fácil reconocer Su voz y Su guía en tu vida. Los empleados en el banco están entrenados para reconocer falsificaciones mediante el minucioso estudio de los billetes genuinos, así es fácil reconocer los falsos. Debemos estar tan familiarizados con la Palabra de Dios que Él ha hablado, que cuando Dios nos hable o nos guíe, sea claro que es Dios mismo. Dios nos habla para que podamos entender la verdad. Mientras que Dios puede y habla audiblemente a la gente, Él habla primeramente a través de Su Palabra; pero a veces también a través del Espíritu Santo a nuestras conciencias, a través de circunstancias, y a través de otras personas. Al aplicar lo que escuchamos a la verdad de las Escrituras, podemos aprender a reconocer Su voz.

www.GotQuestions.org

Posted in Preguntas | Leave a Comment »

¿Por qué esperar?

Posted by Jhon en Miércoles, noviembre 17, 2010

En el camino de la vida, las decisiones cruciales son como encrucijadas que exigen elegir una dirección. Si pasamos disparados sin buscar el propósito de Cristo, el camino que elegimos puede conducirnos al pesar y al sufrimiento. Aunque el Señor está listo y dispuesto a ofrecer una orientación clara, él no siempre la da rápidamente. El saber que él tiene buenas razones para no darnos dirección de inmediato, puede ayudarnos a esperar con paciencia su orientación en la encrucijada.

A veces, Dios nos deja en nuestra confusión porque quiere captar nuestra atención. Cuando todo va bien, tendemos a olvidar al Señor. Pero la incertidumbre nos acerca a él como un imán. Al alinear nuestros pasos con los de él en sujeción al Espíritu Santo, abrimos nuestros oídos para escuchar su voz.

Nuestro tiempo de espera es el tiempo de preparación de Dios. Para llevar a cabo sus propósitos soberanos, él puede ponernos en espera mientras coordina las circunstancias que se alineen con su voluntad. A veces, el Señor tiene que hacer algo en nosotros antes de que estemos preparados para manejar lo que él se ha propuesto para nuestro futuro. Si recibiéramos su dirección al instante, nunca creceríamos en fe. La madurez espiritual se manifiesta en la capacidad de esperar con tranquila confianza, teniendo fe de que, en el tiempo de él, sabremos qué hacer.

Si la impaciencia le tienta a adelantarse al tiempo de Dios en cuanto a alguna decisión, corre el riesgo de salirse de su voluntad y de perder sus bendiciones. Pero si espera hasta que el Señor le dé una dirección clara, andará en la paz de Dios con fe, en vez de ir dando traspiés en medio de la ansiedad y la confusión.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

APRENDAMOS A ACEPTAR EL “NO” DE DIOS

Posted by Jhon en Miércoles, noviembre 10, 2010

Has estado clamando por èso, la respuesta no llega, el tiempo pasa y la desesperación aparece, la duda hace acto de presencia y cuando al fin la respuesta parece que llegarà, lo hace de la forma que no queríamos.

Seguro esperabas un SI, quizá creías que las cosas se darían como las habías pensado, pero no se dieron de esa manera, porque la respuesta de Dios era otra y el NO era lo que Él creía más conveniente para ti.

Ahora hay un debate en tu mente, preguntas como:  ¿Por qué no me lo diò?,  ¿No creo que no sea Su voluntad èsto?,  ¿Por qué no lo permitiste?,   y parece ser que el máximo responsable de que las cosas no se dieran como tú querías es DIOS, como que si hubiera hecho algo malo.

Por un momento es hasta normal que te sientas molesto, si lo es, porque eres humano y nuestra visión está limitada a las cosas que nada mas vemos físicamente.
Pero Dios ve las cosas desde otra perspectiva, Dios tiene una amplia visión de tu vida y de todo lo que El quiere para tì, porque El es tu Padre y te ama y un Padre que ama a su hijo, siempre querrá lo mejor para èl.

Hay algo que seguramente no sabes o que quizá quieres evitar pensar o creer, y es el hecho de que Dios siempre tiene la razón, que El jamás te dará algo que sabe que te puede afectar, algo que te hará decaer o que te hará que te alejes de Él, por tal razón aùn cuando no entiendas lo que estàs pasando o el por qué de ese NO de Dios, debes estar seguro que bajo Sus alas estàs protegido, que si Dios dijo NO es porque El sabe què es lo mejor para tu vida.

No trates de analizar el por qué del NO, simplemente acéptalo como una bendición, como una respuesta de Dios y sobre todo como la mejor respuesta que podías obtener porque si no fuè como tú querías, es porque Dios que ve más allá de lo que nuestros ojos ven, viò que no era lo mejor para tì, aùn cuando aparentemente tendría que haber sido un SI.

Es bueno que aprendamos a aceptar los NO de Dios, sin la necesidad de reclamar, de enojarnos o de alejarnos de Él.  No es posible que aceptemos todos los SI con un enorme gozo y que los NO los aceptemos con tristeza.  Aprendamos a que si Dios dice:  “NO”  es porque èsa era la mejor respuesta que podíamos recibir.

Todo lo que viene de Dios es perfecto, por lo tanto seamos humildes, sujetos y obedientes a todas las respuestas que El nos dé y sin hacer preguntas o reclamos aceptemos su PERFECTA Voluntad.


Bendiciones.

Angela

Posted in General | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: