Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 26 septiembre 2010

SI NO TE GUSTA LO QUE COSECHAS, CAMBIA LO QUE SIEMBRAS

Posted by Jhon en Domingo, septiembre 26, 2010

Estoy leyendo un libro muy bonito que me regaló mi esposa, en él leí esta frase tan dura pero cierta…
Conocemos perfectamente la ley de la siembra y la cosecha, que depende de lo que nosotros sembremos èso es lo que vamos a cosechar, èsto no se refiere a términos económicos, sino a situaciones de la vida diaria:

Si en mi casa, con mi esposa, yo siembro comprensión, voy a cosechar o recibir por parte de ella comprensión.
Si con mi familia yo siembro escasamente, escasamente voy a recibir de ellos (tiempo, ayuda, comprensión etc.)
Si yo siembro odio, rencor, resentimiento para con otra persona, no puedo esperar cosechar amor de parte de esa persona…

En fin, muchos ejemplos de los que podríamos hablar, lo que quiero que reflexionemos es que si ya estàs cansado de lo que estàs cosechando de todo en tu vida, en todo sentido, ministerial, familiar, con amigos, hermanos de la iglesia, compañeros de trabajo, la solución es simple:  DEBES DE CAMBIAR LA SEMILLA QUE ESTAS COSECHANDO…

Muchas veces no nos damos cuenta que los del problema somos nosotros, que los demás están en toda la razón y los que debemos cambiar somos nosotros para bien de todos.
Sientes que tu suegra no te quiere, pues debes sembrar la semilla del amor, para que germine y te dè cómo resultado amor de parte de ella.

Dios quiere hacer grandes cosas en tu carácter, sòlamente debes de identificar aquella semilla que estàs sembrando mal, debes de cambiarla por una mejor y puedas ver como Dios ha de hacer germinar para bien de tu vida primeramente, de tu familia, amigos, compañeros de trabajo.
Un Pastor enseñaba ya hace muchos años que no puedo estar esperando cosechar mangos en un árbol de manzanas, mucho menos cosechar un árbol de tuti fruti porque èste no existe.

Cada uno de nosotros debemos de reconocer cuàl es el trato que tenemos para con las demás personas que nos rodean y amanos,  para evaluar si es necesario sembrar una semilla diferente a la que estamos usando para poder cosechar cosas diferentes a la que recibimos.
El primer paso que debemos de dar es reconocer que estamos sembrando la semilla equivocada, que necesitamos cambiarla.
Como segundo paso, plantemos la semilla correcta, especialmente la del Amor, para que podamos recibir lo que en verdad queremos…
En tercer lugar cuidemos esas semillas, para que crezcan y dè un muy buen fruto.

“No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, èso también segarà“ (Gàlatas 6:7)


Bendiciones.

Angela

Anuncios

Posted in General | Leave a Comment »

¿Es usted una amenaza para Satanás?

Posted by Jhon en Sábado, septiembre 25, 2010

La biblia dice que en dos ocasiones diferentes satanás pidió permiso al Señor para probar a un creyente (Job 1.6-12; Lc 22.31-34). En ambas, Dios estuvo de acuerdo. El diablo hizo todo lo posible por destruir la fe, primero de Job, y más tarde de Pedro, pero fracasó ambas veces.

¿Cree usted que Cristo y satanás han hablado alguna vez de usted? Pienso que la mayoría de personas son demasiado humildes para suponer que esa conversación haya tenido lugar. Así que, déjeme hacerle la pregunta de otra forma. ¿Está su vida teniendo un impacto del que vale la pena hablar? yo tuve que hacerme esta pregunta: ¿Estoy sirviendo a Dios lo suficiente como para que satanás se sienta amenazado? Los pastores y los misioneros no son las únicas personas que ponen nervioso al enemigo.

Cualquier creyente que esté decidido a obedecer al Señor, es una amenaza para el diablo, especialmente cuando comparte el evangelio. Dios le llama a usted para que hable de él a ciertas personas, porque tiene el conocimiento, el testimonio o la personalidad para llegar a ellas. Por temer que el no creyente pueda elegir la salvación por el testimonio de usted, satanás le dará muchas oportunidades de fracasar. Espera que usted se desanime bastante, para no seguir sirviendo al Señor. Lo que más gustaría al enemigo es frustrar el plan de Dios para la vida de los creyentes socavando su fe.

Por ser así, debe sorprendernos la frecuencia con que nuestros nombres son discutidos entre Jesús y satanás. Aunque pueda pensar que no es importante, Dios conoce el valor que usted tiene. Amigo, como creyente lleno del Espíritu, usted tiene un potencial increíble para servir al reino de Dios. Satanás ve eso, y tratará de hacerlo tropezar.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

¿Es aceptable el orar repetidamente por la misma cosa, o solo debemos pedirla una vez?

Posted by Jhon en Viernes, septiembre 24, 2010

Lucas 18:1-7 dice, “También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar, diciendo. Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo; hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre, sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto. ¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a Él día y noche? ¿Se tardaré en responderles?”

Lucas 11:5-13 declara, “Les dijo también: ¿Quién de vosotros que tenga un amigo, va a él a la medianoche y le dice: Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío ha venido a mí de viaje, y no tengo qué ponerle delante; y aquél, respondiendo desde adentro, le dice: No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis niños están conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos? Os digo, que aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, sin embargo por su importunidad se levantará y le dará todo lo que necesite. Y yo os digo; Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿o si pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión? Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?”

Ambos pasajes nos animan a orar – ¡y a seguir orando! No hay nada malo con pedir repetidamente la misma cosa. En tanto esté dentro de la voluntad de Dios (1 Juan 5:14-15), sigue pidiendo hasta que Dios te conceda tu petición o quite el deseo de tu corazón. Algunas veces Dios nos fuerza a esperar la respuesta a nuestras oraciones para enseñarnos paciencia y perseverancia. Algunas veces pedimos por algo que aún no está en el tiempo que Dios ha determinado para nuestras vidas. Otras veces le pedimos algo que no está de acuerdo a Su voluntad para nosotros, y Él nos dice no. La oración no es solo el presentar nuestras peticiones a Dios, también es Dios presentando Su voluntad a nuestros corazones. Sigue pidiendo, sigue tocando, sigue buscando – hasta que Dios te conceda tus peticiones, o te convenza de que tu petición no es Su voluntad para ti.

www.GotQuestions.org

Posted in Preguntas | Leave a Comment »

Cientificos afirman: El viento separó el Mar Rojo para Moisés

Posted by Jhon en Miércoles, septiembre 22, 2010

Escena de la Biblia, con Moisés ordenando el regreso de las aguas del Mar Rojo a su cauceEl cruce a pie de las aguas del mar Rojo descrito en las escrituras bíblicas pudo haber sido un fenómeno causado por fuertes vientos, según investigadores estadounidenses.

Simulaciones por computador realizadas por los científicos muestran como la fuerza del viento pudo haber creado un pasaje de tierra que habría permitido escapar a los israelitas guiados por Moisés de los soldados egipcios, tal como se describe en el libro del Éxodo.

“Las simulaciones encajan bastante con el relato”, aseguró Carl Drews, del Centro Nacional de Investigación Atmosférica (NCAR por su sigla en inglés) de Estados Unidos, quien encabezó el estudio.

Los investigadores creen que un viento fuerte del este de unos 101 kms/h pudo soplar durante la noche, haciendo retroceder las aguas en una curva en la que se cree que un antiguo río se fundió con una laguna costera.

Con el agua retirada de ambos cauces, se habría abierto un pasaje de tierra por el que podrían haber escapado los judíos.

Una vez los vientos dejaron de soplar, las aguas volvieron a su cauce, cubriendo el pasaje.

“La separación de las aguas puede entenderse mediante dinámica de fluidos. Los vientos mueven el agua de una forma acorde a las leyes de la física, creando un pasaje seguro con agua a ambos lados y luego permitiendo abruptamente al agua volver”, indicó Drews en un comunicado publicado en la página de internet del NCAR.

El estudio es parte de una investigación más amplia sobre la influencia de los vientos en el nivel de profundidad de las aguas, y en la que también se analiza cómo los tifones del Pacífico pueden crear marejadas.

Dios dividió las aguas del mar por mediación de Moisés, según las escrituras bíblicas.

http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia_tecnologia/2010/09/100922_0409_mar_rojo_moises_israelitas_exodo_vientos_jg.shtml

Posted in General | Leave a Comment »

¿Está Dios en todo?

Posted by Jhon en Miércoles, septiembre 22, 2010

¿Está Dios involucrado en todo lo que sucede en el mundo? La manera como usted responda esta pregunta es importante. Lo que la gente crea sobre la soberanía del señor afectará su confianza en él y su respuesta a los problemas.

Además, lo que crean los cristianos en cuanto al señorío de Dios, influirá en la obediencia a sus demandas. Por ejemplo, “dad gracias en todo” (1 ts 5.18) sería una norma imposible de cumplir si Dios tuviera solo control parcial de lo que está pasando. Creer que Dios está presente en los aspectos positivos de nuestra vida, es fácil; conciliar la adversidad con sus promesas de amor y provisión, es difícil. Pero piense en esto: si el Señor tiene razones para dar un ascenso en el trabajo, ¿no podría tener también razones para disponer la pérdida de un empleo? Si él da buena salud, ¿no puede también permitir la enfermedad, como lo hizo en la vida de Job (Job 2.6, 7)?

La biblia dice que los caminos del Señor no son como nuestros caminos (is 55.8). él tiene un propósito superior para involucrarse en todos los aspectos de las vidas de los creyentes: hacerlos conformes a la imagen de Cristo (ro 8.29). La vida de Jesús no fue fácil. Experimentó afrentas, abusos, hostilidad y persecución aun antes de enfrentar la cruz. Si queremos ser como él, debemos entonces esperar que la tierna mano de Dios tenga a veces una herramienta para transformarnos.

Todo creyente está rodeado por la protección de Dios (sal 34.7), por lo que nada toca nuestra vida a menos que él lo permita. El resentimiento y la culpa no podrán echar raíces en nosotros si aceptamos que lo bueno y lo malo vienen a nosotros con el permiso de Dios. Podemos confiar en que él obrará para nuestro bien (ro 8.28).

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Vida Real y Simple Apariencia

Posted by Jhon en Miércoles, septiembre 22, 2010

Cuando decimos que una persona nacida de nuevo no puede perder su salvación, hablamos de verdaderos cristianos, de los que verdaderamente se han reconocido pecadores perdidos, incapaces de salvarse por sí mismos. Éstos confiaron abiertamente en la gracia de Dios, la única que nos da a conocer el medio divino para castigar el pecado y salvar a los pecadores, es decir, la cruz de Jesucristo.

Pero hay una gran cantidad de gente, mezclada con verdaderos creyentes, que sólo hace profesión de creer. Esas personas participan exteriormente de todos los privilegios de los creyentes, pero en realidad no tienen la vida ni la energía del Espíritu. A veces, antes de morir, se los ve agriarse, quitarse la máscara y manifiestan lo que son en realidad, es decir, ajenos a la vida divina. Estos casos sirven de pretexto para sembrar dudas, sugiriendo que la vida eterna se puede perder.

Los verdaderos creyentes pueden estar tranquilos. Al leer las Sagradas Escrituras con un espíritu sumiso y sin ideas preconcebidas, pronto comprenderán que nuestra salvación, basada en la muerte y resurrección de Cristo, nos es dada una vez para siempre, sin otra condición que la sencilla fe. Serán alentados a vivir como hijos de Dios, conscientes del amor con que son amados, deseando con todo corazón hacer lo que agrada a Dios.

Y si aún así alguien continuase teniendo dudas, le basta escuchar estas palabras del Señor Jesús: “No temas, cree solamente” (Marcos 5:36) y “Mis ovejas oyen mi voz… nadie las arrebatará de mi mano” (Juan 10:27- 28).

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

LA NEGLIGENCIA EN EL MATRIMONIO

Posted by Jhon en Martes, septiembre 21, 2010

Negligencia es descuido, desinterés, desidia, apatía, abandono, desgana, indolencia! La negligencia en todas y cualquier área de la vida produce siempre resultados negativos, como pobreza, problemas, desánimo, depresión, etc.   Definitivamente la negligencia es uno de los peores enemigos del matrimonio porque enfría y daña las relaciones.
Por negligencia se hunde el techo, y por pereza tiene goteras la casa.  (Eclesiastés 10:18 )

La negligencia en el matrimonio frecuentemente se paga muy cara. Tiene que ver primeramente con la inconsciencia de que el matrimonio debe ser alimentado permanentemente.  Es descuidar la relación, no ponerle el interés que necesita.  Ningún matrimonio es perfecto, pero si se le alimenta constantemente y se le cuida, ese matrimonio podrá vencer barreras y superar toda clase de obstáculos por mas difíciles que sean.
La negligencia es amiga de la pereza y de la procrastinación. Estas actitudes cuando se convierten en hábitos de vida producen “goteras” en las relaciones de pareja.  Esas goteras van dañando la relación sutilmente, pero cuando nos damos cuenta ya se ha provocado un gran daño que muchas veces es muy difícil resolver y sale muy caro repararlo.

Cuando el Matrimonio esta nuevo soporta casi todo, pero conforme van avanzando en la aventura de la vida, si no se le da mantenimiento, se va deteriorando lentamente y puede colapsar.  Muchos matrimonios han llegado al punto de colapsar y se dan cuenta que fueron muy negligentes en cuidar la relación.  No le dedicaron tiempo de calidad, ni se esforzaron por alimentarlo. Simplemente lo dejaron existir hasta que llegó al punto de morir.
No sabemos cuán negligentes han sido en su Matrimonio, pero si hoy ustedes hacen conciencia de este aspecto tan importante en su vida de familia y deciden volverse diligentes en el cuidado de su matrimonio, les garantizamos que podrán disfrutar de una relación estable y armoniosa y de una familia saludable.

Para ser diligentes en el matrimonio, debemos conocer los principios de vida sobre los que funciona la relación de acuerdo al Manual del que nos diseñó y nos creó, nuestro Padre Celestial.  No hay ninguna otra forma posible.  Es viviendo esos principios bíblicos de vida en obediencia al Señor que podemos mantener el alimento a nuestro matrimonio y afrontar cualquier dificultad, por más difícil que sea, para mantener una vida estable y saludable.
Si hoy estás siendo consciente de la importancia de ser diligente en tu relación, comienza por buscar en tu Iglesia un grupo de matrimonios e intégrate, comiencen por recibir seminarios, discipulados, conferencias para matrimonios, asistan a eventos para matrimonios en su Iglesia, inscríbanse en los Retiros para Matrimonios por lo menos una vez al año, busquen orientación para saber manejar sus conflictos, procuren sanidad interior. Sean obedientes a lo que aprenden y pónganlo en práctica en su matrimonio en el diario vivir. Sean diligentes y no negligentes!

La mano de los diligentes dominará, pero la negligencia traerá pérdidas y deudas.   (Proverbios 12:24)

Tomen la decisión de no ser más negligentes en su matrimonio.  Luchen por lo más hermoso que Dios les ha dado en la vida, su matrimonio y su familia.  Y nunca dejen de hacerse el bien el uno al otro, aùn a pesar de…..!!!


Bendiciones.

Angela

Posted in General | 2 Comments »

El secreto del contentamiento

Posted by Jhon en Lunes, septiembre 20, 2010

Después de su encuentro con Jesús en el camino a damasco, Pablo tuvo que aprender mucho en cuanto a la salvación y el seguir a cristo. Hasta el final de su vida, el apóstol compartió lo que iba descubriendo. En su carta a la iglesia en Filipos, escribió acerca de una lección muy importante para la vida: el secreto del contentamiento.

¿Qué clase de vida cree usted que trae contentamiento? Podría pensar que es una vida con pocos problemas o con mucho éxito. Es posible que usted desee tener buena salud, seguridad económica, y una familia amorosa. La vida de Pablo no fue en absoluto nada de esto, estuvo en peligro de muchas maneras (2 co 11.23-26). En ocasiones, la gente lo escuchaba, pero la mayoría de las veces eran hostiles a su mensaje. Tuvo también una “espina clavada en el cuerpo” que Dios se negó a quitarle (2 co 12.7-9 nVi). E, incluso, pasó tiempo considerable en la cárcel, encadenado a un guardia. Sin embargo, escribió con osadía: “he aprendido [el secreto de] vivir en todas y cada una de las circunstancias” (Fil 4.12).

El secreto que descubrió fue el de vivir de acuerdo con su posición en el señor, no a sus sentimientos. Como hijo de Dios, Pablo sabía que era espiritualmente rico —”bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo” (Ef 1.3) porque tenía un Padre celestial amoroso, y la guía del Espíritu santo.

El contentamiento en nuestra era mediática es difícil de encontrar y más difícil aún de mantener. siempre hay algo más nuevo, más grande o mejor para comprar, y alguien tiene lo que usted quiere. Cuando se sienta insatisfecho, pruebe a basar su respuesta en su posición como coheredero con Cristo (ro 8.17), en vez de sus sentimientos.

Filipenses 4.10-13

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

¿Hojas o Fruto?

Posted by Jhon en Domingo, septiembre 19, 2010

No había higos en la higuera, sino sólo hojas. Entonces Jesús le dijo: “Nunca jamás nazca de ti fruto” (Mateo 21:19). La higuera se secó, nunca más tuvo hojas ni frutos. Es un símbolo: las hojas son lo que se ve de lejos, la apariencia. El árbol tenía apariencia de vida, un hermoso aspecto. Una persona puede tener apariencia religiosa, semejanza de piedad, pero es sólo apariencia, nada real.

Dios no se contenta con la apariencia, Él mira el corazón. Alguien podría decir: «Voy regularmente a la iglesia, incluso estoy comprometido en la vida de la iglesia o en varias asociaciones caritativas. Recito mis oraciones todos los días. Tengo una Biblia que leo de vez en cuando».

Pero Jesús se acerca, examina atentamente buscando “fruto” para Él. ¿El fruto? Se halla en una verdadera relación con Él. Entonces Jesús nos instruye con otra imagen: la de la vid y los pámpanos. Sólo si permanece en la vid, el pámpano puede llevar hermosos racimos de uva. “Porque separados de mí nada podéis hacer”, dijo Él (Juan 15:5). El fruto es la manifestación de los caracteres de Jesucristo: bondad, justicia y verdad (Efesios 5:9). Éstos sólo pueden ser producidos por aquel que conoce a Dios y a su Hijo Jesucristo, que ha recibido por la fe la vida eterna y que “mora” en Él, es decir, en su proximidad, su intimidad.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Esperar en el Señor

Posted by Jhon en Sábado, septiembre 18, 2010

¡Practicar la paciencia es una tarea difícil! Esto es especialmente cierto cuando esperamos en el señor, quien tiene su propio calendario. Pero los creyentes que confían en que Dios cumplirá, son recompensados generosamente con el deseo de sus corazones.

La disposición de esperar revela el valor de lo que la persona desea. Imaginemos, por ejemplo, que una joven anhela tener un esposo. Ella debe decidir si dar más importancia a casarse, o esperar con paciencia el compañero elegido por Dios. si su prioridad es lo primero, podrá aceptar una oferta que es menos de lo que el señor tenía para ella. El hombre pudiera ser un buen creyente, pero no el adecuado para esta joven específica.

Nadie termina mal si espera que el señor envíe lo mejor de él en su tiempo perfecto. Por supuesto, los creyentes no reciben todo lo que piden. A veces, Dios simplemente dice que no. En otros casos, ajusta nuestros deseos a los suyos. Por nuestra condición humana, no podemos conocer todos los detalles de una situación. Por tanto, pedimos lo que pensamos que necesitamos, a base de nuestra limitada información. Un corazón sumiso acepta la dirección del Padre celestial. cuando el esperado objeto del deseo llega, es posible que no se parezca a lo que el creyente pidió en un principio, pero será exactamente lo que necesita.

Esperar pacientemente en el señor es un testimonio maravilloso. Cuando él responde, otros ven la realidad de Dios, su fidelidad, y el acierto de nuestra confianza. Además, nuestra propia fe se fortalece. Los tontos se apresuran para agarrar su pago. Pero los creyentes sabios saben que la bendición vendrá en el tiempo adecuado de Dios.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: