Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Terremoto!

Posted by Jhon en Jueves, marzo 4, 2010


El sábado anterior 27 de febrero junto a mi esposa (gracias a Dios por haber estado juntos) experimentamos una de las fuerzas de la naturaleza mas incomprendidas, mas impresionantes y devastadoras, el sentir como la tierra se movía violentamente bajo nuestros pies hace que el tiempo parezca detenerse y solo puedes desear que termine, que pare ya, pero los segundos transcurren y parecen minutos, el corazón se agita con el trémulo rugir de la tierra y por la mente pasan un millón de imágenes y pensamientos.

En momentos como este no conozco mortal que no invoque a su ´dios´ cuando no puede mas que aferrarse a ese ´algo´ que sabe que existe, que es todopoderoso, que tiene poder sobre todo y es cuando en mi caso recordaba las palabras del profeta Amos ´…prepárate para venir al encuentro de tu Dios…´.(Amos 4:12)

Es diferente nuestro sentir cuando pasamos por necesidades a cuando verdaderamente tenemos que enfrentarnos con un posible final de todo, la soberbia del hombre puede hacerle negarse a buscar ayuda aun en la extrema necesidad, aferrarse a su capacidad, sabiduría, poder o influencia, pero en momentos en los que verdaderamente tenemos que admitir nuestra incapacidad para controlar este tipo de circunstancias es cuando tenemos que admitir y  reconocer que hay un ser todopoderoso y soberano, no hacerlo sería rayar en la necedad, y aun así los hay, y muchos quienes se siguen aferrando a sus necios razonamientos; la Biblia nos relata en Romanos 1 la descripción de estos hombres que se han envanecido en sus razonamientos.

No soy un creyente de comienzos de siglo pasado que quiere llevar a la hoguera a cualquiera que piense que tratar de darle una explicación científica a los hechos de la creación sea poco menos que apostasía o blasfemia, muy por el contrario, me asombra ver como los avances de la ciencia moderna nos muestran cada vez con mayor claridad la mano del gran diseñador de todo lo creado, y cada nuevo descubrimiento, cada avance en los diferentes campos de la ciencia confirman de una u otra manera no solamente la veracidad de la Biblia sino la presencia de nuestro Creador y Dios, el Dios de la Biblia.

Pero de nada nos sirve creer en ´el libro´ o en que Dios existe, llegar a la conclusión inevitable del diseño inteligente, si no permitimos que esta aseveración afecte nuestras vidas, si no corregimos nuestro caminar y nos acercamos al Salvador de nuestras almas.

En Lucas 12:16-21 encontramos la historia de un hombre quien como muchos al reposar su cabeza sobre la almohada cada noche comienza a divagar sus pensamientos hablando consigo mismo y planeando que hará con sus posesiones al día siguiente, en el verso 20 vemos el llamado de atención de Dios ´… necio, esta noche vienen a pedirte tu alma…´, el hombre de esta historia podría describir a cualquier de nuestros conocidos que aun persisten en vivir para poseer y poseer para vivir, dejando de lado la realidad de todo ser humano, llegara el día en que tendremos que dar cuentas de absolutamente todo a nuestro creador, de cada palabra dicha (Mat 12:36), de nuestro caminar como cristianos (Rom 14:12), y de cómo nos comportamos en nuestro ministerio (Heb 13:17), no hay nada que escape de ese día que con toda certeza llegará (Heb 4:13).

Es curioso ver como cada día parecen ir en aumento los desastres naturales que van acompañados con la degradación de nuestra sociedad, el hombre siempre tiene respuesta para estos fenómenos y en ningún caso los relaciona con un origen divino o más haya de su comprensión, prefieren mantenerse en la ignorancia antes que reconocer que puede ser un llamado de atención.

A través de la Biblia encontramos que El Señor a utilizado en algunas ocasiones este tipo de eventos para llamar la atención a los hombres e invitarlos nuevamente al arrepentimiento genuino, David lo llama la indignación de Jehová en 2 Sam 22:8, y en muchas otras ocasiones Dios habla acerca del mover de la tierra como señal o como castigo para las naciones.

Chile, particularmente donde nos encontramos ejerciendo el ministerio siempre se ha caracterizado a nivel demográfico como un país altamente evangelizado, lamentablemente lo que nos ha tocado vivir es una realidad un poco engañosa, como menciono en mis charlas con los compañeros de ministerios “a nosotros nos a tocado doble trabajo, tomar a los supuestos creyentes y hacerles ver que heredar una religión no es lo mismo que aceptar la salvación de manera personal, y entonces invitarles a una conversión verdadera”.

Hay quienes a raíz de los últimos eventos tanto en Haití como mas recientemente en Chile quieren forzar las escrituras y la historia incluso, asignando estos eventos como castigo divino por las iniquidades de los inconversos.

Si tomáramos el ejemplo de Haití solamente, se podría pensar que al ser una cultura donde predomina la idolatría, el vudú y similares vienen cargando con el pecado históricamente, pero si tomamos cualquier otro país donde no es tan marcada la idolatría como es el caso de Chile un país predominantemente religioso y con un altísimo numero de iglesias Cristiano Evangélicas me hace pensar un poco en la historia del pueblo de Israel, quienes siendo el pueblo elegido de Dios que realizaban ocasionalmente todos los ritos que demandaba la Torá de manera legalista incluso, llegaron a recibir también el llamado de atención por practicar ritos legalistas mas que una verdadera relación con Dios, en el libro de Hageo por ejemplo vemos como el pueblo puso de lado su relación con Dios poniendo como prioridad su propia conveniencia y comodidad y una y otra vez Dios los invita a “meditar en sus caminos”.

Hoy en día mas que en ninguna otra época de la historia de la humanidad tenemos acceso a las escrituras, a una congregación, y a una infinidad de materiales de evangelismo y discipulado, e igualmente hoy en día mas que nunca antes se muestra un abierto desden y alejamiento de cualquier cosa que se llame religión, llegando hasta el colmo de ser ilegal en muchos lugares.

Nuevamente en el libro de Romanos (Rom 1:18-22) Pablo claramente nos enseña como nadie en absoluto tiene excusa para negar, acercarse y buscar tener una relación con su creador, ya que a través de todo lo creado podemos reconocer su mano majestuosa, la única excusa que tenemos para no ahondar en el estudio de Su palabra es la negligencia.

De todos aquellos quienes tengo el privilegio de compartir estas palabras siempre nos vamos a ubicar en uno de tres grupos de personas:

  1. Quienes aún continúan buscando respuestas donde nunca las van a encontrar y se conforman con explicaciones y razonamientos de hombres a quienes Dios llama claramente “Necios”, aun es tiempo, …. Buscad a Jehová mientras pueda ser hallado…. (Isa 55:6)
  2. Quienes creen tener una relación con Dios, pero se han conformado con una vida de religiosidad o siguen tras falsos maestros de los cuales cada día abundan mas y mas… “mediten bien en sus caminos”
  3. Quienes tenemos una relación con Dios, le hemos hecho el Señor de nuestra vida, el Rey de nuestro corazón, y el Salvador de nuestras almas, recordemos siempre que tendremos que dar razón de nuestro proceder en aquel día.

Hemos orado por los perdidos?

Estamos predicando su palabra?

Persistimos en la oración y el ayuno por los perdidos?

Y sobre todo, como dice 2 Cronicas 7:14, si somos el pueblo que invoca el nombre del Dios todopoderoso creador de los cielos y la tierra, ¿que esperamos para humillarnos delante de El, Orar y buscar su rostro? No sea que el llamado de atención no sea solo para los inconversos sino para nosotros que tenemos en nuestro haber la responsabilidad de llamar al arrepentimiento a los que aun no han creído.

2 comentarios to “Terremoto!”

  1. Angela Tamayo de Avilès said

    Querido Jhon:

    Que nuestro Señor te bendiga por haber “transmitido” textualmente el sentir de nuestro Padre Eterno, no sòlo a los no creyentes, sino especialmente al converso, al que sì conoce nuestros deberes cristianos y que por una excusa ò no, no acata la Gran Comisiòn.

    Dios te siga bendiciendo y utilizando como “luz”.

    Angela Tamayo de Avilès

  2. Liliana said

    Un fuerte abrazo de una hermana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: