Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 25 agosto 2009

La paz que Jesús da

Posted by Jhon en Martes, agosto 25, 2009

Paz a vosotros”, dijo Jesús a sus discípulos después de su resurrección.

En este mundo la paz depende de un frágil equilibrio entre las relaciones de fuerza. Los hombres la obtienen o la imponen mediante tratados en los cuales cada beligerante hace concesiones. Pero Jesús nos da su paz sin condición. La paz que Jesús nos da está fundada en la gracia y en el perdón de Dios. No depende de nosotros, por eso no es frágil. Permanece, cualesquiera sean nuestros sentimientos.

La paz del Señor no consiste en la ausencia de pruebas y dificultades. Precisamente es en la prueba donde se experimenta la realidad de ella.

Da serenidad al alma: no hay más turbación a causa del pecado ni de sus consecuencias, ni temor ante las circunstancias adversas. La paz también elimina los conflictos, sea con Dios, consigo mismo o con otros. ¡Qué diferencia con este mundo atormentado!

La paz que Jesús dejó a sus discípulos presenta este doble aspecto: “La paz os dejo”, como resultado de su sacrificio que da el descanso a la conciencia. “Mi paz os doy” (Juan 14:27); es la que el corazón puede experimentar mediante el Espíritu Santo al aceptar la voluntad del Señor, pese a las dificultades.

Esta paz no es para todos: “No hay paz para los malos” (Isaías 48:22). Está reservada para el creyente, justificado por la fe en el Señor Jesucristo. “Él es nuestra paz” (Efesios 2:14).

Anuncios

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

El libro más leído

Posted by Jhon en Domingo, agosto 23, 2009

He aquí la conclusión de una encuesta hecha por un diario de Nueva York: «¿Sabe usted cuál es el libro más pedido en las bibliotecas públicas de Nueva York después del 11 de septiembre de 2001? La Biblia. Hasta que las salas de lectura cierran, siempre hay aquí o allá un grupo de personas sumido en la lectura de las Sagradas Escrituras».

La mayoría de los científicos reconocen la exactitud de lo que afirma la Biblia. Pueden constatar que los escritores inspirados hicieron mención de los hechos fundamentales de la creación muchos siglos antes que ellos.

Sin embargo, el santo Libro siempre ha tenido numerosos detractores que buscan convencer a los hombres de que la Palabra de Dios está llena de contradicciones y falsas enseñanzas, y rehúsan reconocer en ella la inspiración divina.

Pero el resultado es que al principio del tercer milenio, la Biblia sigue siendo la obra más traducida y leída. Durante siglos, Dios ha cuidado de este libro que él mismo escribió a través de “santos hombres”, a quienes dictaba el texto por medio de su Espíritu.

Hoy en día, en muchos países es fácil adquirir una Biblia. Aprovechemos este privilegio y no dejemos pasar esta oportunidad. “Fueron halladas tus palabras, y yo las comí; y tu palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón” (Jeremías 15:16).

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

La brújula no mostraba más el norte

Posted by Jhon en Miércoles, agosto 5, 2009

Un barco iba a la deriva de manera inquietante y se acercaba peligrosamente a las orillas escarpadas que habría debido costear. Al buscar la razón, la tripulación se dio cuenta de que la brújula ya no indicaba exactamente el norte. ¿Cuál era la causa de esa anomalía? Fue necesario registrar todos los camarotes alrededor del puesto de mando para descubrirla. Era una gruesa pieza metálica imantada que un pasajero había traído a su camarote sin que la tripulación lo supiera. Había falseado la brújula, poniendo así en peligro al barco entero.

La conciencia puede ser comparada a una brújula. Normalmente, si el Señor Jesús tiene el control de nuestro corazón, nos orienta hacia el bien. Nos deja oír una voz interior cuando actuamos mal. Hace que nos sintamos incómodos en situaciones equivocadas, pero, como la brújula de nuestro relato, la conciencia puede ser falseada, perturbando así nuestro juicio. Puede tratarse de una ambición profesional, un fraude para con el fisco o el patrón, una relación impura, un pecado no confesado… El resultado de ello es que mi conducta no es correcta.

¿Pero cómo tener una conciencia sensible? Primero, aceptando que Dios ponga orden en mis pensamientos y me muestre todo lo que en mis deseos y prioridades toma el lugar del Señor Jesús. Luego, ordenando mi vida según las enseñanzas de Cristo. Él es el guía perfecto.

Posted in Devocionales | 7 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: