Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 29 julio 2009

La vaca loca

Posted by Jhon en Miércoles, julio 29, 2009

Un ganadero europeo explicaba así a un periodista que hacía una encuesta acerca de la enfermedad de la vaca loca: «¡Una vaca enferma, eso salta a la vista! Un animal que no come, no rumia y permanece apartado del rebaño, todas estas son síntomas de un problema».

Estos tres indicios pueden aplicarse a creyentes que ya no mantienen una relación viva con el Señor Jesús.

No come: Se trata de la alimentación espiritual que representa la lectura de la Biblia. Por desdicha, un creyente que se aleja de Dios pierde el deseo de leer su Palabra. Su apetito lo lleva a todo lo que presenta el mundo moderno; ya no tiene ganas de buscar cuál es el pensamiento de Dios.

No rumia: Rumiar algo es pensar a menudo en ello. Un cristiano que no lee la Escritura se abre a miles de otras cosas. El mundo y las preocupaciones de la vida acapararán su espíritu, y no habrá más lugar para la Palabra de Dios.

Permanece apartado del rebaño: Un creyente que no vive en comunión con el Señor tampoco buscará tener contacto con sus hermanos en la fe. Preocupado por las cosas de la tierra, ya no tendrá ganas de hablar del Señor con otros creyentes.

Amigo lector, si se identifica con estos síntomas, diríjase rápido a Jesús en oración. Confíesele lo que lo alejó de él. El Señor es poderoso para volver a llenar su corazón con su amor y restablecer así una feliz relación con él.

Anuncios

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

¿Víctima o vencedor de la tentación?

Posted by Jhon en Miércoles, julio 22, 2009

Un célebre escritor británico, definió la actitud de millones de personas de la siguiente manera: «Puedo resistir a todo, salvo a la tentación». Hoy en día, resistir a la tentación ya no es un problema para mucha gente, pues simplemente siguen sus impulsos, sus necesidades y sus ambiciones…

Hay tentación cada vez que uno está colocado ante una elección que compromete la conciencia. Desde que Eva fue tentada por Satanás, la humanidad es tentada. Inspirados por el mismo tentador, diariamente los humanos son acosados por tentaciones a las cuales muchos pensaban que nunca sucumbirían.

El que malversó fondos no se imaginaba que el afán de lucro lo esclavizaría al punto de llevarlo a la cárcel. El marido solícito, la mujer ideal, el padre y la madre que aman a sus hijos habrían reaccionado violentamente si se les hubiese dicho que un día el adulterio destruiría su hogar.

Es terrible ver cómo el mal toma la forma de una espiral: “Cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte” (Santiago 1:14-15).

¿Cómo salir vencedor de la tentación? No por medio de buenas resoluciones, ni mediante sus propias fuerzas, sino viviendo para el Señor como respuesta a su amor. Velemos y oremos a fin de serle fieles cada día.

Posted in Devocionales | 1 Comment »

Posted by Jhon en Martes, julio 21, 2009

No lleves tu Fe al altar de tus dudas,

lleva tus dudas al altar de tu Fe.

Posted in Frases | 1 Comment »

Ser un discípulo

Posted by Jhon en Viernes, julio 17, 2009

En varios países, aquel que acaba de obtener su permiso de conducir debe, durante cierto tiempo, fijar en la parte trasera de su vehículo una letra para informar a los demás automovilistas que es un conductor principiante. En Francia es la A, de aprendiz.

El creyente permanece aprendiz (o discípulo) durante toda su vida. Es invitado a hacer progresos para conocer mejor a Dios y a Jesús, a perfeccionarse hacia la edad adulta, sin olvidar que durante toda su vida tendrá que aprender a ser receptivo ante lo que el Señor le muestre, para que su conducta refleje la realidad de su fe.

Ser discípulo de Cristo es seguir su enseñanza, obedecer a su palabra y confiar en él. Es algo muy concreto. Cuando mediante un pasaje o un versículo de la Biblia, en una oportunidad particular, hemos percibido lo que Dios espera de nosotros, nuestro deber es pasar a la acción. Si no lo hacemos, perderemos la luz y la fuerza para actuar en las siguientes circunstancias.

No hemos de compararnos con otros, y ante todo no debemos juzgar al prójimo; sólo sería una excusa para no obrar. Es necesario que seamos consecuentes con lo que comprendimos de la enseñanza de Cristo.

Lo opuesto a un discípulo es un desertor que abandona su puesto. Son muchas las maneras de desertar, de no responder a lo que el Señor espera de nosotros y de alejarnos de él. Lo que nos preservará de obrar así es entender y decir como Pedro: “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna” (Juan 6:68).

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

La Cultura del Reino de Dios

Posted by Jhon en Jueves, julio 9, 2009

 En forma general, la palabra ‘cultura’ es el conjunto de todas las formas y expresiones de una sociedad. La cultura puede incluir costumbres, prácticas, códigos, normas y reglas de la manera de ser y de comportamiento, así como sistemas de creencias. Cada nación, país y región en el mundo vive una cultura, muchas veces diferenciando entre hombres, mujeres, ancianos y niños.

       Igualmente, la mayoría de los países en América Latina y Europa viven una “cultura cristiana”, aunque la sociedad en sí no se considere seguidores de nuestro Señor Jesucristo. Esta “cultura cristiana” se puede ver durante las celebraciones de la Semana Santa, Navidad, bodas, entierros, etc.

       Como hijas de Dios, debemos preocuparnos por vivir la Cultura del Reino de Dios, no la cultura del mundo secular ni la cultura cristiana en sí. ¿Por qué? Porque ya no vivimos para éste mundo y su sistema, sino vivimos para Cristo. Ya no somos ciudadanas de éste mundo sino ciudadanas del Reino de Dios. Filipenses 3:20.

       Entonces, ¿cuál es la Cultura del Reino de Dios? La Cultura de Su Reino se envuelve en amor, paz, misericordia, justicia, honestidad, santidad, para nombrar algunas. 1ra. Co. 14:4-8. Analizémosnos. Evaluémosnos. Preguntémosnos. No sigamos actuando ni reaccionando porque sí, sin saber el por qué. Veamos a Cristo Jesús, nuestro Señor y Salvador. Él vivió de acuerdo a la Cultura del Reino de Dios, haciendo el bien, amando al mundo perdido, teniendo misericordia hacia las personas que sanaba, viviendo una vida santa, sin mancha. El Señor Jesús es nuestro modelo. Analizemos su accionar e imitémoslo.

Posted in Devocionales | 12 Comments »

La Curiosidad

Posted by Jhon en Jueves, julio 2, 2009

La curiosidad es un comportamiento inquisitivo emocional en los seres humanos; engendra la exploración, la investigación, y el aprendizaje; la curiosidad nos impulsa a buscar información.

La Curiosidad no es mala en sí. Existen muchos pasajes en la Biblia que apoyan el sentir curiosidad. Por ejemplo, con Abraham en Génesis 18:23-32 donde inquiría de Jehová qué pasaría con la gente justa en Sodoma; en Éxodo 3:3 donde Moisés caminó hacia la zarza para averiguar por qué no se consumía. También existen muchos otros pasajes donde la curiosidad no lleva a nada. Por ejemplo con Eva en Génesis 3:6; con Herodes quien tenía curiosidad de ver a Jesús en Lucas 23:8; con los Atenienses que querian que Pablo les hablara de “…esta nueva enseñanza” Hechos 17:19-21.

El Señor nos advierte con respecto a la curiosidad: “El Seol y el Abadón nunca se sacian; así los ojos del hombre nunca estan satisfechos” Proverbios 27:20; “Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan, para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti” Eclesiastés 7:21.

Hermanas, la curiosidad nos puede ayudar mucho si la usamos a nuestro favor, para conocer más de Dios, para indagar acerca de lo que le agrada, en cómo hacer su voluntad. La curiosidad no nos ayuda si no tiene un fin apropiado: Si es para satisfacer nuestros deseos de información solamente, si es para chismear, etc. Usemos nuestro dominio propio para dominar nuestra curiosidad. Cuidemos lo que hablamos, lo que vemos, lo que escuchamos. No nos permitamos ir más allá de lo necesario. Sintámonos cómodas en decir: ‘Yo no tengo que saber esos detalles’ o ‘Yo no requiero saber tal cosa’, etc. Si vamos a invertir nuestro valioso tiempo bien, seamos curiosas para conocer mejor a nuestro Señor Jesús, para aprender a amarlo más.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: