Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

El precio de la gracia

Posted by Jhon en Miércoles, junio 24, 2009


Quizá nada es tan poco comprendido como la gracia de Dios. Ésta no es una clase de indulgencia que él tendría para nuestras faltas menos graves. Tampoco es un complemento que Dios agregaría a nuestros esfuerzos, como si dijera: «Obren lo mejor posible, yo haré lo demás». Contrariamente a lo que a veces se piensa, la gracia no excusa el pecado: lo quita.

Ante todo en el Nuevo Testamento, la gracia de Dios es una de las palabras «clave». Dios es “el Dios de toda gracia” (1 Pedro 5:10). Anunciar al Señor Jesús es proclamar “el evangelio de la gracia de Dios” (Hechos 20:24).

La gracia de Dios es su amor, su favor inmerecido para con los que pecaron. La gracia de Dios es, pues, para todos, ya que todos hemos pecado (Romanos 3:23). La gracia no se limita a liberar al culpable, sino que además da.

¿Cuál es el precio de la gracia? Para Dios su costo fue inmenso. “No escatimó ni a su propio Hijo”, quien murió para quitar nuestros pecados (Romanos 8:32). Para nosotros es gratuita; no podemos hacer nada para adquirir el favor de Dios; debemos recibirla por medio de la fe, como un don de Dios. –¡Es demasiado fácil!, dirá usted. Pero querer pagar lo que Dios da sería ofenderlo. La gracia me hace renunciar a mis pretensiones para reconocer en Jesucristo al Hijo de Dios, mi Salvador.

Anuncios

2 comentarios to “El precio de la gracia”

  1. Liliana - Puerto Rico said

    “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo,de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios…” Efesios 3: 14-21

  2. Jhon said

    AMEN! y AMEN!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: