Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

La peor catástrofe

Posted by Jhon en Miércoles, mayo 13, 2009


En el día de mi angustia te llamaré, porque tú me respondes.
Salmo 86:7.

Cierta vez, en un colegio de una gran ciudad de Inglaterra se les pidió a los alumnos de la clase de religión que escribieran en una hoja cuál sería el más grave suceso que se imaginaban que podría acontecerles. Algunos pensaron en una guerra atómica, otros en una enfermedad incurable. Sin embargo, una respuesta muy especial e inhabitual rezaba: «Lo peor sería si todas las oraciones sólo fueran un monólogo». De hecho, ¡un cielo vacío sería la peor catástrofe! Aquí estaríamos solos con todos nuestros problemas y preguntas. Y al final sólo habría desesperación.

Pero el creyente sabe que Dios es real y que él escucha las oraciones. Esto no le evita todas las dificultades, ¡por supuesto que no!, pero por más grandes que sean, Dios no lo abandonará. Él oye el llamado de sus hijos, los alienta, les ayuda, los acompaña en las situaciones difíciles y dirige sus miradas hacia un glorioso porvenir eterno.

Esto no es un hermoso sueño. Es la realidad. Miles de creyentes lo experimentan diariamente e innumerables son los que ya lo han vivido. Uno de éstos es David, el compositor del salmo citado en el encabezamiento, quien además dice: “Ninguno hay como tú… Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; sólo tú eres Dios… tu misericordia es grande para conmigo, y has librado mi alma… Mas tú, Señor, Dios misericordioso y clemente, lento para la ira, y grande en misericordia y verdad… me ayudaste y me consolaste” (Salmo 86).

¡Bienaventurado todo aquel que puede llamar a Dios su Padre y hablarle como tal!

2 comentarios to “La peor catástrofe”

  1. Liliana - Puerto Rico said

    ¡Bienaventurado todo aquel que puede llamar a Dios su Padre y hablarle como tal!
    Demasiado cierto. Somos bienaventurados en poder tener conversaciones con Dios. Es muy comico, pero precisamente ahora estaba leyendo en otro blog algo que decia asi: “To tune in on God’s voice, we’ve got to tune out the world. Sssssssssssh Listen!” (Chronicles of Thankfulness) y es que a veces aunque sabemos que no es un monologo hablamos y hablamos sin parar y olvidamos quedarnos callados y escuchar la voz de Dios. No puedo decir que es facil, porque ciertamente a mi no se me hace facil orar pero es tan necesario que por mas dificl que pueda parecer no podemos desistir de hablar con Alguien que no vemos pero sabemos que no solamente nos oye, sino que esta justo alli con nosotros, a nuestro lado y no al otro lado del telefono ni mas alla del cielo. Esta justo alli con nocotros. Gracias por este post.

  2. Jhon said

    Gracias por tu aporte Liliana,

    Efectivamente y como tu misma recalcas, la Oración no solamente es un “dialogo” no un “monologo”, sino que justamente por ser un ejercicio tan importante, vital e imprescindible en la vida de todo ‘Cristiano en Construcción’, es uno de los ejercicios mas difíciles de realizar y ser constantes, porque muchas veces nos acercamos al trono de la gracia, sin percatarnos lo que significa poder acercarnos a Dios en oración, y mas difícil aun mantener una actitud de quietud de silencio y escucha esperando por la Voz del Señor.
    “Si Dios nos dio dos orejas y una boca….. no querría decirnos algo?….”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: