Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Acerca del Dar

Posted by Jhon en Jueves, abril 23, 2009


El concepto de “dar” es bien conocido por todos los cristianos, de hecho, es demasiado recalcado en la mayoría de las iglesias a través del muchas veces mal enseñado concepto del diezmo, concepto actualmente tergiversado, malogrado, abusado, y excusa perfecta para muchos no creyentes para no querer saber nada de evangelismo.

En otra ocasión hablaremos más extensamente de este tema, pero en lo que atañe a este artículo quisiera hablar mas sobre el “dar” como lo describe la Biblia y como poco se aplica en nuestras comunidades cristianas.

La Biblia nos habla extensamente acerca de este concepto y podrían escribirse libros enteros al respecto desde diferentes puntos de vista, en esta ocasión tomemos como ejemplo el capitulo 35 del libro del Éxodo, a partir del versículo cuatro, nos relata como Dios instruye a Moisés comunicar al pueblo de Israel ofrendar para la construcción del Tabernáculo.

Exo 35:4-11 Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado:
Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová; oro, plata, bronce,
azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras,
pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia,
aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático,
y piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.
Todo sabio de corazón de entre vosotros vendrá y hará todas las cosas que Jehová ha mandado:
el tabernáculo, su tienda, su cubierta, sus corchetes, sus tablas, sus barras, sus columnas y sus basas;

Veamos algunos aspectos de esta particular solicitud al pueblo y su respuesta:

El pueblo al que se le estaba solicitando estas cosas se encontraba en una situación en la que usualmente no se nos ocurriría solicitar ofrenda alguna, un pueblo que provenía de una larga esclavitud, no tenían concepto alguno del “dar”, y apenas si estaban subsistiendo en medio del desierto.

De donde un pueblo de esclavos recién liberados iba a tomar para ofrendar todo lo que Moisés solicitaba para la obra?, Dios en su sabiduría proveyó previamente para todo ello, si vamos al final del libro de Génesis vemos que Dios mismo dijo a Abraham como ocurrirían estas cosas, en Génesis 15:13-14 leemos “Entonces Jehová dijo a Abraham, Ten por cierto que tu descendencia morara en tierra ajena y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años, mas también a la nación a la cual servirán juzgare yo y después de esto saldrán con gran riqueza” y su cumplimiento en Éxodo 12:35-36.

Como primer punto podemos decir entonces que si Dios pide algo de nosotros, es porque el previamente ha previsto para ello, ahora, si Dios puede prever para suplir una petición, porque no hace los arreglos para que esta solicitud sea suplida sin necesidad de “pedir” o de nuestra intervención?, la Biblia nos enseña también que Dios se declara como el dueño del oro y la plata, de la tierra y todo cuanto en ella hay (Hag 2:8, Salmo 24:1), es claro entonces que Dios no necesita de nuestras posesiones, la verdadera enseñanza detrás del “dar” es nuestro desapego a las posesiones.

Siempre que nos hablan del dar, casi inmediatamente lo relacionamos con el diezmo o la ofrenda, y dejamos de lado valores tan preciados y poco valorados como nuestro tiempo y talentos, los cuales también son provistos por Dios (Santiago 1:17) y que así mismo en ninguna parte dice que ni las posesiones, ni los talentos, ni nuestro tiempo nos pertenecen para hacer de ellos uso y desuso a nuestro antojo, sino que por el contrario no somos mas que administradores (1 Pedro 4:10) y como tales debemos hacer buen uso de todo ello.

Continuando con el relato de Éxodo en el mismo capitulo 35 vemos como Moisés dirigió su mensaje a todo el pueblo de Israel, pero en los versos 20 y 21 hallamos que no todos respondieron a su mensaje, solo aquellos a quienes “… su espíritu dio voluntad…”.

Es lamentable como en nuestros días vemos algo tan similar, en numerosas ocasiones he presenciado como un pastor o líder de iglesia hace un llamado a la congregación para algún tipo de servicio y creemos que con ofrendar algo de nuestro dinero (en muchos casos el sobrante), ya estamos cumpliendo o haciendo lo suficiente.

En gran parte me atrevería a decir que los responsables son los mismos pastores que hacen tanto énfasis en el diezmo como si esto fuera suficiente para cumplir con nuestro compromiso, dañando en gran manera el testimonio que de los cristianos se hacen los no creyentes y dañando en peor forma aun al mismo pueblo de Dios quienes son enseñados a diezmar con temor de ser excluidos del “club” del que se han hecho socios al no pagar la membresía, pero poco se enseña del dar desde el punto de vista de Dios.

El dar, cuando es bien enseñado primeramente debe ser de todo corazón, debe ser algo que “nuestro espíritu tenga voluntad” como aquellos que en el desierto ofrendaron en el caso de Moisés.
El propósito del dar debe ser con el ferviente deseo de agradar a Dios y apoyar la obra del Señor (Mateo 6:1-4) como lo enseño el mismo Jesús.
Los tiempos de crisis o de escasez no son tiempos para dejar de dar, por el contrario son tiempos para confiar mas aun en la provisión divina y acordarnos de tener misericordia con aquellos que mas lo necesitan (2 Cor 8:2-7).

Sobre todo tengamos siempre presente que cuando la Biblia menciona “dar” no se refiere solamente a dinero o posesiones que consideremos valiosas, el dar, incluye sobre todo nuestro tiempo, nuestros talentos, nuestro esfuerzo y todo aquello que Dios previamente ha provisto en nosotros, recordando siempre que si previamente lo ha provisto, con toda seguridad llegara el día en que nos de la oportunidad de bendecir a otros con ese talento, esa posesión y porque no, con esa prosperidad que nos permite disfrutar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: