Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Archive for 28 marzo 2009

Dios me Ama

Posted by Jhon en Sábado, marzo 28, 2009

Un día se le preguntó a un anciano si amaba al Señor Jesús. Su respuesta fue: -Sí, le amo, pero puedo decirle algo aún mejor: ¡Es él quien me ama! La felicidad de ese hombre, después de la experiencia de toda una vida, era lo que constataba el apóstol Juan quien, para hablar de sí mismo en el evangelio que escribió, empleó varias veces la expresión: “el discípulo a quien Jesús amaba” (Juan 13:23; 19:26; 20:2; 21:7).

En los primeros tiempos que siguen a la conversión, a menudo un nuevo creyente está lleno de amor y de celo por su Salvador. Luego, al pasar el tiempo, puede ocurrir que la tibieza y la tristeza de no experimentar los mismos sentimientos se instalen en su corazón. A veces el creyente incluso llega a dudar de si se ha convertido realmente.

Si esto ocurre, volvamos a colocarnos al pie de la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Admiremos la manera en que él nos amó. Cuando todavía éramos sus enemigos, él murió para darnos la vida eterna.

Meditemos más en la inmensa bondad de Dios para con nosotros. No busquemos la paz y la felicidad en nuestros sentimientos (¡que son tan variables!) sino en la certeza de que Dios nos ama con un amor eterno e inmutable.

Anuncios

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Viernes, marzo 27, 2009

Un viento tempestuoso desarraiga los árboles, pero nunca se ha visto que un viento tempestuoso arranque una mata.

“Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes” (1 Pedro 5:5).

La humildad es la fuente de una vida feliz en compañía del Señor.

Posted in Frases | Leave a Comment »

¿Quieres ser salvo? (Juan 5:1-18)

Posted by Jhon en Jueves, marzo 26, 2009

Era día de fiesta en Jerusalén. La gente no se preocupaba por la multitud de enfermos y lisiados que gemían y esperaban la curación. Así va el mundo: la ruidosa alegría rodea con indiferencia el sufrimiento y la miseria.

Jesús subió a Jerusalén y fue hacia los que sufrían. Se acercó a un paralítico y le preguntó: “¿Quieres ser sano?” (v. 6). ¿Por qué esta pregunta? Jesús no impone su gracia, sino que la ofrece a quien reconoce necesitarla verdaderamente. Y ese hombre tuvo que reconocer: “No tengo quien” me ayude.

Reconocer la propia culpabilidad y total incapacidad ante Dios y contar sólo con él para ser salvo es lo que Dios, aún hoy, pide a todo ser humano. Jesús dijo al enfermo: “Levántate, toma tu lecho, y anda”. Quizás, en lugar de ese hombre, usted habría dicho: ¿Cómo me puedes pedir esto? Es precisamente lo que no puedo hacer. Pero el lisiado no razonó. Creyó la palabra de Jesús. Se levantó y caminó.

Amigo, esta pregunta se dirige a usted: ¿Quiere ser salvo? No tiene a nadie que lo pueda socorrer, pero Jesús se acerca a usted y le ofrece la salvación. No vacile. Crea en su palabra, crea en él y será salvo.

El buen pastor al verme perdido e infeliz
Llegando a donde estaba me trajo a su redil;
Y al ver que Cristo me salvó,
El cielo entero se alegró.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Lunes, marzo 16, 2009

arteparajesus102Tomado de :

http://arteparajesus.blogspot.com

Posted in General | Leave a Comment »

Posted by Jhon en Domingo, marzo 8, 2009

El motivo más elevado para obedecer a Dios

es el deseo de agradarle.

Posted in Frases | Leave a Comment »

¿A qué nos estamos aferrando?

Posted by Jhon en Martes, marzo 3, 2009

Recientemente, la trilogía clásica de Tolkien, El Señor de los Anillos, cobró vida por medio del cine. En la segunda historia épica, el héroe, Frodo, alcanzó un punto de desesperación y cansado le confió a su amigo: «No puedo hacer esto, Sam». Como buen amigo, Sam le dio un vehemente discurso: «Es como en las grandes historias… estaban llenas de tinieblas y peligros… la gente de esas historias tuvo muchas oportunidades de volverse atrás, pero no; siguieron adelante. Porque se aferraron a algo». Esto instó a Frodo a preguntar: «¿A qué nos estamos aferrando, Sam?»

Es una pregunta significativa, una pregunta que todos debemos hacernos. Al vivir en un mundo caído y quebrantado, no es de extrañar que algunas veces nos sintamos abrumados por los poderes de las tinieblas. Cuando lleguemos al borde de la desesperación, listos para tirar la toalla, haremos bien en seguir el consejo de Pablo a Timoteo: «Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna» (1 Timoteo 6:12).

En las batallas de la vida, aferrémonos al hecho de que, al final, la buena voluntad triunfará sobre el mal, de que un día veremos a nuestro Maestro y Líder cara a cara y reinaremos con Él para siempre. ¡Tú puedes ser parte de esta gran historia, sabiendo que, si has confiado en Jesús para salvación, se te garantiza un final victorioso! -JMS

Las pruebas de la tierra son pequeñas comparadas con los triunfos del cielo.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: