Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

“Hemos recibido”, 2 Pedro 1:2-4

Posted by Jhon en Miércoles, marzo 19, 2008


Por: Pastor W. Robert Gilbert Jr.
Director Administrativo Departamento Hispano
Ministerios Precepto Internacional.

¿Te has dado cuenta que las cualidades que nosotros admiramos en otros generalmente son las que pueden ser descritas como las “parecidas a Cristo”? Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para ejemplificarlo a Él en nuestras vidas; Él nos llama a ser lo mejor que podamos ser.

1. El don de la gracia (vs. 2): La palabra “gracia” significa favor inmerecido por parte de Dios. Noten que debemos poseerlo en abundancia. No es algo que encontramos dentro de nosotros mismos sino que la recibimos de Dios. En el tiempo en que Pedro estaba escribiendo, los cristianos estaban pasando persecuciones y sufrimientos.

Estoy seguro que nosotros no fuéramos diferentes si recibiéramos esta misma carta, no nos sentiríamos “favorecidos” por Dios. Pero ese era el punto de Pedro, que no importa cuáles sean nuestras circunstancias, la gracia sigue Siendo la misma. Debemos poseerla en abundancia, mucho más allá de lo que necesitamos, y la obtenemos a través del conocimiento de Dios y de Jesús Nuestro Señor.

2. El don de la paz (vs. 2): La palabra “paz” significa un total bienestar y descanso interior del espíritu. A menudo pensamos por paz como el cese de la guerra o conflicto. Los israelitas conocían de primera mano el precio de la paz en su tierra; ellos habían sido invadidos una vez tras otra y habían sido rodeados por naciones poderosas hostiles. Pero esta paz que nosotros podemos tener en abundancia viene del Príncipe de Paz, un verdadero regalo de Dios que trasciende toda circunstancia. Esta no es solo una paz exterior, sino un total bienestar incluso a través de las persecuciones y sufrimientos que vienen a nuestra vida.

3. El don de todo lo que necesitamos (vs. 3): Muchas veces evadimos nuestra Responsabilidad de seguir las cualidades de Cristo en nuestras vidas. Nos gusta decir que nosotros solo somos “humanos”. Pero ignoramos este versículo que afirma que Dios, por Su divino poder, no por nuestros medios “humanos”, nos ha dado todo lo que necesitamos para la vida y la piedad. Esto nos libra totalmente de cualquier excusa que podamos tener para manifestar las cualidades de Cristo en nuestras vidas. Creo que la razón por la que buscamos excusas es porque esto solo se da por nuestro conocimiento de Aquel que nos llamó por su gloria y excelencia. Somos ignorantes de Él y Sus caminos.

4. Él nos ha dado preciosas y maravillosas promesas (vs. 4): Las preciosas y Maravillosas promesas se refieren a la promesa de salvación de la destrucción que está reservada para este mundo corrupto. Si somos realmente salvos de la asombrosa destrucción de este mundo – ¿no crees que deberíamos vivir de acuerdo a ello? Sus promesas son que, por Su divino poder, podamos poseer en abundancia toda la paz y gracia que necesitamos para vivir vidas piadosas y justas en este mundo corrupto.

¿Por qué andamos más como hombres con “falta de fe” que con los dones que Dios nos ha dado? ¿Es acaso porque andamos buscando excusas para vivir como queremos? De acuerdo a Pedro, no tenemos excusas. Jesús nos ha provisto por Su divino poder de todo lo que necesitamos para la vida piadosa, viviendo en un mundo perverso y malvado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: