Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Y si no tengo amor ? ….

Posted by Jhon en Jueves, febrero 21, 2008


La primera lección que debemos tomar en la universidad de Dios, la que menos atención le prestamos usualmente y la más importante por mucho, es El Amor.
El tema principal de La Biblia no es acerca de la cultura judía, no es acerca de biología o la creación, ni tampoco acerca de eclesiología, por supuesto todos éstos son temas que contempla, en mayor o menor grado y en su momento, pero el tema central de toda la Biblia es, El Amor.

Cuando mencionamos el Amor muchos de inmediato recordamos 1 de Corintios, Cap 13, La preeminencia del Amor, y tomamos este hermoso capítulo como si fuera una definición de lo que es el amor, prefiero verlo no como una definición sino mas bien como una descripción de lo que es el verdadero amor que Dios espera de nosotros.

Hay 3 puntos básicos que debemos aprender de este hermoso y bien conocido pasaje, el primero de ellos es :

Vivir sin amar a Dios y a los demás es no captar la esencia de la vida.

Seguramente estará pensando, que si somos cristianos ésto es algo que ya tenemos solucionado, hacemos corrección de “amar a Dios sobre todas las cosas” por “amar a Dios con todo nuestro corazón, con toda el alma y con toda nuestra mente, y todas nuestras fuerzas” (Mar 12:30) y asunto solucionado.
Debiera ser así, ojala fuera así!, pero en verdad, estamos amando a Dios con toda nuestra mente, corazón y fuerzas? si esta pregunta lo ha hecho pensar un instante, que tal si nos atrevemos a preguntar por los demás? amamos a los demás como Dios nos ha amado? (Mar 12:31)

Si aun se esta revolviendo con las respuestas a estas dos preguntas, déjeme darle un empujoncito más, amar a Dios de tal forma e igualmente a los demás, no es una sugerencia, no es parte del camino, ni mucho menos algo que en algún momento “quizás” lleguemos a hacer. Amar es la emoción más importante que debemos aprender y es la primera, no podemos desplazarla ni aplazarla, no es una sugerencia que nos da El Señor, es un mandato, y es la marca del verdadero creyente. (Mat 22:37-40, Juan 13:34-35)

No se torture pensando si está amando como debiera o no, recordemos que todos somos cristianos en construcción y estamos para aprender, pero para ser hacedores y no solo oidores de la palabra. (Sant 1:22)

Les tengo buenas noticias, el amor que Dios manda que tengamos por El y por los demás, no es algo que sea natural en las personas, se supone que ésto es una buena noticia así que alégrese, se estará preguntando ¿Cómo puedo amar conforme a la Biblia si no es natural en mí hacerlo?.
Otro pasaje que me viene a la cabeza es el amor que debemos tener por nuestras esposas (Efe 5:25), amarlas como Cristo amó a su iglesia, dio su vida por ella, que le parece?, esta dispuesto a dar su vida por su esposa?, no suena muy agradable verdad?, pero si fuera el caso, estaría dispuesto a morir en su lugar?. Nuevamente le recuerdo que ésto no es natural, así que no se sienta mal si acaso lo dudo por un segundo (de paso espero que no esté leyendo esto junto a ella!).
Pero la esposa o los hijos son un punto aparte, que tal amar con la misma disposición a un amigo, mejor aún, a un conocido, y si le digo, a un total desconocido?, Se va poniendo mas difícil. (Juan 15:13)

Bien, la buena noticia como le dije es que este tipo de amor no es para nada natural en el ser humano, pero es lo que Dios demanda de nosotros! me dirá usted, SÍ, así es, es exactamente el amor que Dios demanda de nosotros y el que espera que como hijos suyos vivamos diariamente.

Cómo podemos entonces vivir y hacer algo antinatural, nos está pidiendo Dios acaso un imposible?
Dios nunca nos pide en su palabra algo que no podamos hacer, su intención no es torturarnos y hacernos sentir inmerecedores de su gracia, su intención amorosa es todo lo contrario, que nos acerquemos por su gracia y que sea EL quien nos provea de lo necesario para llevar cumplimiento de ésto.
Así es en el caso de este amor antinatural, para poder hacerlo realidad necesitamos de su provisión, y como siempre, El ya ha provisto lo necesario para que hagamos realidad en nuestras vidas esta clase de amor que describe Pablo en su carta a la iglesia de Corintio.

Como ya dijimos para el ser humano amar con tal magnitud y desinterés es totalmente antinatural, y para poder cambiarlo se necesita de “un nuevo nacimiento”, va entendiendo ahora verdad?, Jesús le dijo a Nicodemo que el hombre necesitaba nacer de nuevo (Juan 3:1-3), nosotros como creyentes, hemos nacido de nuevo y nuevamente en 2 de Corinto 5:17 encontramos una afirmación más de ello, todas las cosas son hechas nuevas, entre ellas, por supuesto está nuestra mente y nuestro corazón, pueda que para el ser humano amar con tal magnitud no sea para nada natural y por supuesto no es fácil, pero para el creyente que ha nacido de nuevo es totalmente diferente y ésto es porque la provisión y disposición para hacerlo viene con el nuevo nacimiento. Aquí es donde encontramos el segundo punto.

Dios es la fuente de este amor. (1 Juan 4:8)

Al nacer de nuevo como creyentes y como hijos de Dios, El nos provee de esta capacidad, nos da un nuevo corazón y una nueva manera de ver y entender las cosas, quizás se pregunte usted por qué aun habiendo ocurrido ésto y sabiéndolo con claridad aún nos cuesta un poco de trabajo vivir diariamente de tal forma. Por la misma razón por la que nos cuesta tanto trabajo ser obedientes en todos los demás aspectos de la vida cristiana, seguimos “estorbando” al Espíritu Santo que mora en nosotros tratando de hacer las cosas en nuestras fuerzas, y es aquí donde hayamos la fuente de nuestras mas grandes frustraciones y desalientos, intentamos con todo nuestro ser, el ser obedientes y vivir para Dios como El espera de nosotros, pero lo seguimos intentando a nuestra manera.

La clave para dejar de torturarnos con estos pensamientos y silenciar de una buena vez esa vocecita que nos dice que no somos buenos cristianos es “la dependencia”, dependencia total de Dios, si El es la fuente de este amor, y quien nos da las fuerzas y tanto el querer como el hacer para vivir cada día (Fil 2:13), entonces deje de luchar en sus fuerzas, renuncie, incapacítese, declárese inútil al respecto, y aprenda que no somos mas que pámpanos, haga exactamente lo que hacen los pámpanos, viven aferrados a la vid! y saben perfectamente que si no están en la vid, nada pueden, si no estamos aferrados a Jesucristo, nada podemos, un pámpano no hace absolutamente nada para sobrevivir, todo lo que hace es vivir aferrado a la vid, y ni siquiera en sus fuerzas, es la vid misma quien lo sostiene.

No lo estoy invitando a que viva una vida pasiva, lo estoy invitando a que todo lo que haga en adelante lo haga sencillamente aferrado a Jesucristo, que sea consciente de que no está en sus fuerzas, es El quien le da la sabiduría, el entendimiento, le muestra el camino, corrige nuestras veredas, y sobre todo nos da tanto el querer como el hacer.

Por último pero no menos importante tenemos una sencilla pero contundente declaración:

La vida sin amor es vacía y sin sentido.

El Amor, es la emoción mas importante, tanto que Dios la ha puesto por encima incluso de nuestra fe, por encima de las obras, por encima de los sacrificios, por sobre todo, lo mas importante para Dios, es El Amor.

Regresemos a 1 Cor 13, y veamos ahora como decía en un comienzo esta descripción de lo que es el amor.
La primera comparación que hace Pablo juntamente con el amor, es la referente a la comunicación, hablar lenguas humanas o angélicas no sirve de nada sino se tiene amor en las palabras.

Si usted ha tratado muchas veces de llevar el evangelio a otras personas y su éxito no ha sido mucho, me atrevería a decir que ha faltado lo más importante, adivinó?, Amor, no se sienta juzgado, estoy seguro de que sus intenciones han sido las mejores, pero déjeme darle dos premisas.

1ro. “háblele a Dios de los hombres antes de hablarle a los hombres acerca de Dios“. Antes de tratar de llevarle la palabra a una persona, hable primero a Dios acerca de esta persona o grupo de personas y después que haya pasado tiempo en la vid, entonces lleve su fruto a los demás.

2do. Cada palabra que pronunciemos debe ir llena de amor, no estoy hablando de hablar dulcemente, las palabras de amor no siempre son como un lino suave, a veces son como lijas ásperas que necesitan sacar de nosotros esas asperezas que estorban, observe como Jesús en algunas ocasiones llamó la atención fuertemente a sus discípulos, no por ello nos atreveríamos a decir que no los amaba.

Llenar nuestras palabras de amor quiere decir que nuestra intención al comunicarnos con los demás no debe ser el cumplir con la gran comisión como si fuera una instrucción para ganar la entrada al cielo, éso mi querido cristiano en construcción raya más en el legalismo que en la gracia.

Para ser eficientes como evangelizadores o discipuladores, como cristianos en general, lo primordial es llenar nuestra vida de amor, dejar que la savia que fluye desde la vid llegue hasta sus pámpanos, es decir, hasta nosotros!.
De modo que como dice Pablo, de nada sirve si usted es el predicador más elocuente del mundo, o si tiene toda la instrucción teológica de un Lutero + Swinglio + Gamaliel, si sus palabras no proceden de un corazón lleno de amor, sus palabras aunque elocuentes y llenas de razonamientos, estarán vacías.

Otra comparación que hace Pablo en la misma carta con respecto al amor es acerca del “dar”.
No, no piense en sus hermanos religiosos que aún siguen buscando el beneplácito de Dios por medio de las obras, ya sabemos que no hay cantidad de obras que puedan comprar el amor de Dios.
Pero qué tal usted, y si nos examinamos interiormente qué encontraríamos?

Ofrenda usted a su iglesia porque no quiere que nadie diga que usted no cumple con su deber para con su congregación?, o es consciente que su aporte sirve para el sostenimiento de la obra?
Da usted su tiempo en la escuela dominical (o en cualquier otro ministerio) por amor a esos hambrientos de un Dios amoroso, o retiene ese amor que Dios quiere derramar sobre ellos?
O es de los que se agradan tanto de la obra que olvidan amar al dueño de la obra?

Nunca debemos olvidar que nuestras ofrendas no son para suplir las falencias de Dios, son una oportunidad de demostrar amor por todos aquellos que aún no conocen de las buenas nuevas del evangelio.
Nuestro tiempo ministerial no es para cumplir con el requisito de la membresía de su iglesia, es una oportunidad para amar a los nuevos creyentes.
Nuestro trabajo en cualquiera que sea el lugar donde Dios lo quiera utilizar ministerialmente no es para sacar a relucir nuestros dotes administrativos, de consejeria o de enseñanza.

En resúmen : Usted y Yo, somos extensiones – instrumentos del amor que Dios quiere derramar sobreabundantemente sobre todos!!. No retenga este amor, deje que fluya a través suyo donde quiera que Dios desée enviarlo, ya sea a su vecino malhumorado que siempre saca su perro a su jardín, por el tendero que nunca tiene lo que usted quiere, por el conductor que se detiene donde se le antoja, por su jefe abusivo, porque todos y cada uno de ellos tienen falencia de algo que a usted y a mi nos sobra! AMOR, amor del que sólo Dios puede dar.

4 comentarios to “Y si no tengo amor ? ….”

  1. Angela Tamayo de Avilés said

    Amar también es perdonar y perdonarse; es apoyar, es estar “ahí” cuando alguien te necesita, es tolerar y ser pacientes.

    Dios te bendiga.

  2. victor said

    No te imaginas cuantas cosas han pasado y todo por que tu amor no supe valorar.
    ahora comprendo que elamor es algo muy bonito siento mariposas aqui adentrito.

  3. jorge ruiz ramirez said

    BUENO ACABO DE LEER ESTAS NOTAS Y ME QUEDE COMO EN SHOCK POR QUE DIOS JEHOVA SIEMPRE ME DA LECCIONES GRANDES DE COMO
    DEBO DE AMAR.
    ME SENTIA MAL POR NO SABER AMAR Y ME FRUSTRE POR NO COMPRENDERLO AUNQUE SI SABIA EN LA TEORIA COMO DEBIA HACERLO ME DA MIEDO AMAR. NO SE SI ME ENTIENDAS SOLO QUE ESTOY EMPEZANDO DE NUEVO A QUERER QUE JESUCRISTO ME AYUDE A DEPENDER DE EL.
    DIOS BENDIGA MUCHO

  4. Jhon said

    Apreciado Hermano,

    La Biblia, nos habla de comienzo a final del AMOR, Nuestro Señor y Dios en toda su extensión nos habla del amor por la humanidad, es fácil leer a veces “… de tal manera amo Dios al mundo….”, pero no es tan fácil comprender que amamos a Dios “tanto” como amamos a la persona que menos amemos, porque Jesucristo dio su vida también por esa persona.

    Que Nuestro Señor llene cada día nuestros corazones con el Amor que brota de su corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: