Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Las heridas de un amigo

Posted by Jhon en Domingo, febrero 10, 2008


Lectura: 2 Samuel 12:1-13

Fieles son las heridas del que ama. -Proverbios 27:6

No todos aprecian la corrección; pero David sí la apreciaba. Él se sentía en deuda con aquellos que les corregían y se daba cuenta de lo mucho que les debía. «Que el justo me castigue; será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo que no me herirá la cabeza» (Sal. 141:5).

David insiste en que la corrección es un favor, una palabra que sugiere un acto de lealtad. Los amigos leales se corregirán unos a otros, aun cuando hacerlo sea doloroso y perjudicial para las relaciones. Es una de las maneras en las que mostramos amor y nos ayudamos unos a otros a fortalecernos. Como lo declara Proverbios 27:6: «Fieles son las heridas del que ama».

Se requiere de gracia para impartir corrección piadosa; se requiere de una gracia mayor para recibirla. A diferencia de David, quien aceptó la corrección de Natán (2 S. 12:13), nosotros estamos inclinados a rechazarla. Nos molesta la interferencia; no queremos que nos descubran. Pero, si aceptamos la reprobación, encontraremos que efectivamente ésta se convierte en «excelente bálsamo» sobre nuestras cabezas, una unción que hace de nuestras vidas un dulce aroma por dondequiera que vayamos.

Algunas veces, crecemos en gracia por medio de la amable pero desagradable corrección de un amigo leal. No la rechaces, por cuanto «el que guarda la corrección vendrá a ser prudente» (Prov. 15:5) y «sabio» (9:8-9). -DHR

La corrección de un amigo leal puede ayudarnos a cambiar para mejor.

Tomado de: Nuestro Pan Diario.

2 comentarios to “Las heridas de un amigo”

  1. Angela Tamayo de Avilés said

    Sólo quien ama, corrige. En lugar de sentirnos ofendidos, deberíamos agradecer a Dios cuando un verdadero amigo nos hala las orejas. Si lo sabré yo!!! Tengo un par de maravillosos amigos, hermanos en Cristo, que nos aman tanto que nos han llamado al orden, cuando ha sido necesario.

    Gracias doy a mi Padre Celestial, en nombre de Jesús, porque tú y Cristi son nuestros amigos.

    Dios los bendiga.

  2. América said

    Que buena reflexion.. Gracias por compartir… Dios le bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: