Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Libertinaje, Legalismo o Gracia?

Posted by Jhon en Viernes, enero 25, 2008


Libertinaje, Legalismo o GRACIA?

Hace un tiempo atrás en una clase que recibía, quien dirigía la clase lanzó un comentario que me dejó pensando un rato. El dijo: “nosotros somos los fariseos modernos“. Suena a insulto verdad? sobre todo porque lo primero que se nos viene a la mente seguramente son las coloridas descripciones de Jesús al referirse a estos personajes (Mateo 3:7, 5:20, 12:14, 16:6 solo por mencionar algunos).

Generalmente la mayoría de nosotros no provenimos de hogares cristianos, provenimos de un trasfondo netamente religioso en el que se nos trató por lo menos de inculcar una religión; en algunos casos mas severamente que en otros, pero el punto en común es que la mayoría de nuestros padres intentaron por lo menos hacer su parte dándonos algún tipo de educación religiosa.

Finalmente con el paso de los años algunos continuamos tratando de llevar algunas costumbres de tipo religioso que básicamente cumplieran con su función de hacernos sentir mejor por un tiempo con nosotros mismos, sin solucionar el vacío interior que todos llevábamos dentro, sino opacándolo y ocultándolo tras ciertos ritos, festividades y cosas similares. Para algunos no fue suficiente y algo nos decía que tenía que haber algo más, que eso que me habían estado brindando no era suficiente y no sanaba mi vacío interior.

En resumen llevábamos una vida de cierto libertinaje en mayor o menor grado; el Dios que conocíamos estaba demasiado distante y era suficiente con hacer lo bueno ante nuestros ojos y tratar de mantener a una prudente distancia las iglesias y religiones que nos condenaban y censuraban en todo lo que nos divertía y nos hacía “felices“, y no nos permitían vivir una vida “normal, como todo el mundo“. Sus invitaciones sonaban demasiado legalistas, demasiado exigentes, estrictas, rígidas, aburridas y formales.

Como es posible entonces que en un mundo donde sólo te brindan estas dos alternativas, que alguien llegue a ser salvo? Es aquí donde entra La Gracia.

No voy a entrar a explicar en esta ocasión ni el proceso de salvación, ni mucho menos a explicar que la salvación es por gracia y no por obras (Efesios 2:8-9 es más que claro a este respecto). Lo que me llama la atención en esta ocasión, es la enfermedad de la que están sufriendo muchas iglesias. Mi madre siempre me decía “los extremos son malos, ni tan cerca que queme al santo ni tan lejos que no lo alumbre” (si, ya saben cual es mi trasfondo). Por mi trabajo ministerial tengo oportunidad de visitar numerosas iglesias de diferentes denominaciones y tendencias, y es aquí donde he notado una particularidad: muchas de ellas adolecen y están enfermas de “Falta de GRACIA“.

Como decía al inicio, la salvación del creyente se obtiene por Gracia, lo cual muchos cristianos nos jactamos de conocer. Gracia = Regalo Inmerecido. Si, la definición es correcta y acertada, pero el problema no radica en cómo se obtiene la salvación, sino en la falta de Gracia posterior a ella. Algunos quizás piensen que la gracia sólo es necesaria para la salvación, que es sólo una píldora que toma el no creyente y 5 segundos después está del otro lado de la cruz y ahora sí es digno de nuestro saludo, abrazo, bendiciones, etc etc etc. Pero está lejos de ser así.

Déjeme ponerlo de otra forma más coloquial. Quizás así me haga entender mejor. Cuando no somos creyentes, nuestros “ahora” amigos cristianos trataban por todos los medios de hacernos entender que nos estábamos perdiendo en el mundo, que todo lo que hacíamos estaba mal y que a menos que siguiéramos a pies juntillas sus indicaciones, estaríamos perdidos del todo, y para ello lo más importante era demostrar nuestros errores y el hecho de que nuestra religión fuera cual fuera estaba mal!

Sí, tenían razón, por supuesto, pero…. no le suena eso un poco… digamos… como decía al comienzo…Fariseo? Sí! Se consideran dueños de la verdad cuando no lo son, porque son portadores de la verdad que es muy diferente; no quiero herir susceptibilidades ni ofender a nadie con mis palabras, se muy bien que la gran mayoría lo hacen con la mejor de las intenciones, pero mis queridos y bien amados hermanos en Cristo, si bien nosotros somos llamados a proclamar la verdad, las buenas nuevas, a ser embajadores de Cristo, y TODOS tenemos el ministerio de la reconciliación (2 Cor 5:18), estamos olvidando muchas veces que nosotros fuimos salvos por GRACIA y no por coacción, ni por terror.

La mejor manera de alejar a un no creyente del evangelio es destrozando sus creencias. Acaso se nos olvida que es todo lo que ellos tienen a que aferrarse? En lugar de dedicarnos a predicar que su religión esta equivocada, prediquemos que hay un Dios que los está llamando por Amor y no por coerción. Prediquemos que nosotros no tenemos una religión, sino que vivimos una relación con Dios.

Que hay de aquellos hermanos que quisieran tener las llaves de la iglesia en sus manos y pedir carné de entrada a aquellos que van por primera vez a la iglesia con su ropa de moda, sus perforaciones cual mohicano, pantalones rotos, o faldas demasiado cortas? “Aaahhh hermano! es que son del mundo, viven en libertinaje total !! y esta es la casa del Señor!!”. JUSTAMENTE!! Si es la casa del Señor, donde más van a buscar Gracia!!. La Gracia es un regalo inmerecido, como ya lo definimos anteriormente. Ni usted ni yo la merecíamos. Entonces, quién y cuando nos nombro jueces para elegir a quien brindar o no Gracia!

Pero esto no se detiene aquí. Mas allá de las puertas de la Iglesia, si nuestro querido mohicano o Srta pikachu persisten en conocer y logran pasar las puertas (el día de descanso de nuestro hermano fariseo) y por misericordia de Dios, finalmente conocen el Evangelio y aceptan a Cristo como su Señor y Salvador, aquí no termina el asunto de nuestro hermano descendiente directo de fariseo.

Veamos: La Biblia, nuestro libro guía y custodio de la palabra de Dios, es la única autorizada para decirnos cómo debemos comportarnos; nos dice claramente las cosas que ya no debemos hacer y la nueva actitud que debemos tener, cómo caminar diariamente y todo, absolutamente todo lo que el nuevo creyente necesita y debe saber, y aquí es donde entra nuevamente mi hermano “F”, veamos algunos dogmas que debemos derribar:

Santiago 4:4 “……. ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Lo cual no quiere decir que debemos odiar a las personas no creyentes ni mucho menos encerrarnos solamente en la Iglesia y sólo saludar a Cristianos garantizados! De hacerlo así, a quien le vamos a predicar? A quién le vamos a mostrar la salvación que brinda Cristo? Enemistad con el mundo se refiere no a las personas, sino a sus malos hábitos; recordemos siempre que Dios odia el pecado, pero ama al pecador.

Las palabras de Jesús, que no contradicen a Santiago, fueron:

Juan 17:15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.

Mi querido hermano, si el propósito de Dios para nuestra vida terminara en el momento de la salvación, la formula sería : Inconverso –> Creyente –> Funeral.

Si después de aceptar a Jesucristo como Nuestro Señor y Salvador, Usted aún sigue respirando, es porque algo más tiene planeado Dios para nosotros; ese algo mas es llevar sus buenas nuevas a los no creyentes, a todos aquellos que están mas allá de las puertas de su Iglesia.

Nuestra nueva vida como creyentes no es fácil. Sí, es una vida llena de gozo, pero seguimos viviendo en un mundo que nos grita día a día “Vive la vida loca – My Way” y otra cantidad de cosas que sobre todo para el nuevo creyente no son fáciles de omitir; se requiere tiempo, y durante el proceso no seria extraño que nuestro nuevo hermano caiga en pecado ocasional. Aquí es donde se requiere nuevamente de la Gracia.

El Ejercito Cristiano es el Único que mata sus heridos (Andrés Carrera)”

Es lamentable que a la primera ocasión que nuestro nuevo creyente cae en desgracia, no sólo basta con que el enemigo, el engañador (saben a quien me refiero verdad) susurre al oído cosas como :

“cristianito de a centavo, no mereces ir a la Iglesia. No tienes carácter para continuar, vas a perder tu salvación”, y otra cantidad de aberraciones, sino que, como si fuera poco, cuando este pobre cristiano contra todas las adversidades saca ánimos y decide regresar a la Iglesia, se encuentra de nuevo con nuestro amigo fariseo y sus secuaces saduceos, quienes lo miran de reojo cual escriba legalista confirmando su gran temor: efectivamente no debe volver a la Iglesia.

Cuantos predicadores en potencia, evangelistas, adoradores, hemos perdido por estas actitudes, por esta falta de gracia? No quiero que me malentienda, no estoy haciendo apología de libertinaje dentro de nuestras Iglesias, lo que quiero decir es :

  • La gracia no es una píldora para dar crecimiento espiritual inmediato, este toma tiempo.

  • La gracia es una actitud continua que Dios practica en misericordia para con nosotros y nosotros debemos extenderla hacia los demás.

  • La gracia es el mayor regalo y bendición que una persona puede recibir, y es gratis! Es inmerecida, no se la neguemos a los más necesitados.

  • Seamos custodios de la palabra de Dios, no cancerberos de Templos.

Pero por sobre todo, nunca olvidemos la vida de desgracia que llevábamos antes, y recordemos más frecuentemente que el hecho de ser salvos, adoptados en la familia de Cristo, y coherederos juntamente con El, no nos hace merecedores. Seguimos recibiendo Su gracia cada día, solamente por Su inmensa misericordia.

En una proxima entrega hablaremos del otro lado de la moneda, el Libertinaje dentro de nuestras Iglesias.

…… continuara.

Anuncios

8 comentarios to “Libertinaje, Legalismo o Gracia?”

  1. Camilo Valencia said

    Hola ¿Jhon?, comparto contigo tu lectura del legalismo en las iglesias y como bien dices nigún extremo es bueno en lo que se refiere a la actitud de los hermanos para con los de “afuera”. Pero entre los hermanos si debemos ser celosos de la “forma” que proyectamos al mundo, me refiero a los cristianos “mimetizados”, los que se visten sensualmente, los que hablan con interjecciones, los que escuchan musica dizque cristiana y no es más que un calco de la música que disfruta el mundo. A esos hermanos hay que releerles la Biblia y sin temor a ofenderlos porque somos congregación y estamos para enseñar y aprender mutuamente.
    Y finalmente, hay una frase cliché que vengo escuchando por años y tú la has repetido en tu carta. esta frase no aparece en ningún lugar de la Biblia pero todos la usan como si realmente estuviera allí. Dios odia el pecado pero ama al pecador.Dejame decirte que lo que sí he encontrado en la Biblia es que Dios aborrece a “todos” los que hacen iniquidad Sal.5:5. Muchos interpretan mal Jn.3:16 y creen que Dios sólo es amor y entonces viven como quieren porque Dios es amor y perdona todo. Bueno espero leer algo más de tí.Que Dios te bendiga.

    • GRACIOSO 2010 said

      MI QUERIDO CAMILO DIOS SI ES SOLO AMOR EN EL NUEVO PACTO DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA ….Y TANTO AMOR ES DIOS QUE OFRECIÓ A SU HIJO UNIGÉNITO PARA QUE POR MEDIO DE LA CRUZ REDIMIERA TODO NUESTRO MAL….Y POR EL AMOR A CRISTO ES QUE LOS QUE VIVIMOS EN GRACIA CAMINAMOS DE SU MANO. AMIGO CAMILO, YO NO SOY CRISTIANO PARA VIVIR EN PERFECCIÓN PORQUE MIENTRAS TENGA ESTE ESTUCHE CARNAL, EL ADÁN, ME PUEDE JUGAR MALAS PASADAS PERO BUSCO TODOS LOS DÍAS ESE CRISTO MISERICORDIOSO PARA LEVANTARME DE MI INIQUIDAD, COMO DICES TÚ, Y SIGO DANDO LO MEJOR DE MI PARA HONRA,GLORIA Y HONOR AL NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE!!!!BENDECIDO, CAMILO, CON TODA BENDICIÓN
      EFESIOS 1:3

  2. victor rodriguez said

    El articulo me pareció excelente. Soy de venezuela. Creo que nadie creyente o no sabe todas las cosas; están las ocultas de Dios y las reveladas a nosotros y sin embargo las interpretamos mal, las cambiamos las usamos fuera de contexto, le agregamos le omitimos,etc. Al hermano de arriba quiero decirle no se si por este medio que la musica es de Dios y yo en lo personal escucho del mundo aunque me cuido de la letra.Me guatría cocnocer tu opinion por cierto muy complicada y compleja y muy discutida acreca de los diezmos los pactos. Gracias Que nuestro Señor te llene de su amor gracia y misericordia siempre amén.

  3. me parecio excelente tu articulo, soy un amante y estudioso de la gracia; concuerdo contigo en que los legalismos estan afectando a las iglesias y a los creyentes; jesucristo es sinonimo de gracia , no sinonimo de la ley, para todo problema de la ley; hay una solucion de la gracia. saludos

  4. gronchi said

    hola queridos hermanos. Realmente este es un tema un tanto complicado. Me da mucho miedo caer en algunos de estos extremos. pero ¿qué pasa cuando en una iglesia se pone a ministrar a gente que está en fornicación? ¿qué hay de 1º corintios 5:9? Este pastor por amor dice: no puedo echarlos porque se perderian en el mundo y estos jóvenes siguen sin casarse porque así han puesto las reglas, dicen, “si somos de estorbo nos vamos” no tienen intenciones de agradar a Dios, mas bien ponen ellos las reglas.Hermanos, estoy pecando al juntarme con estos hermanos que se hacen llamar asi y pecan?

    • Jhon said

      Hola “Gronchi”

      La verdad es que este tipo de situaciones cada vez se vuelven mas frecuentes y comunes dentro de nuestras iglesias, donde preferimos “tranzar” y permitir que los hermanos continuen en pecado por no ofenderlos, lastimarlos, molestarlos o como lo quieran llamar, me viene a la memoria el ejemplo de Jose, quien al tener oportunidad de fornicar con la esposa de potifar, llamo al pecado por lo que es! PECADO!, y huyo del mismo.
      En tu caso particular, no diria que se trata de no juntarse con estos hermanos, si yo soy el cristiano maduro que veo lo que es pecado, debo decirlo pero para señalarlo no para condenarlo, eso queda en manos del Señor, no se trata de hacer la vista gorda al ver el pecado flagrante y repetido, pero ante todo debe primar en nosotros el amor hacia nuestro projimo, es mas facil corregir con amor que con amenanzas de expulsión, si bien tampoco permitiria que tengan cargos de autoridad o liderazgo dentro de la congregación ya que no estan siendo buen testimonio, pero con palabras de amor y exhortación el Señor mismo puede brindarles el entendimiento y arrepentimiento y de no querer corregir lo que les es claro que esta mal, El mismo se encargara de disciplinarlos.
      Saludos y Bendiciones
      Jhon

  5. gronchi said

    me equivo que de email lo siento.

  6. Javier Hernández Hernández said

    Muy buen comentario y un consejo u opinión en mi iglesia se dice o se maneja que el dar diezmo es ser legalista y el vigilar la espiritualidad y consagración del templo es también ser legalista y que todo debe ser por amor y no tener reglas ni orden , hasta donde se confunde orden con legalistmo ? yo pienso que es principalmente el imponer cargas pesadas y dificiles a los nuevos creyentes , pero ya con cristianos maduros debe existir un compromiso de hacer las cosas decentemente y con orden y no justificar algunas desviaciones de doctrina o de pecado acusando de legalistas a quienes defienden ese orden que tambien menciona el apóstol Pablo claro sin caer en exageraciones como aceptar el pecado o la anarquia en las congregaciones con la bandera de la gracia , para mi primero la gracia pero sin abandonar el orden …..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: