Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

EL SADISMO AHORA ES ROMÁNTICO

Posted by Jhon en Jueves, febrero 26, 2015

Por Andrés Carrera

Por mucho tiempo he insistido que Hollywood es la nueva fuente de filosofía de vida. En siglos anteriores eran los filósofos o los religiosos, hoy los que les dicen a la gente lo que está bien son las películas y los shows de televisión.

Podemos mirar esto cuando vemos el fenómeno de la homosexualidad. Algo que era totalmente ofensivo para la sociedad hace apenas 30 ó 40 años, empezó a ingresar en nuestras vidas por la vía de las comedias. En toda producción cómica había un homosexual que nos hacía reír, hasta que llegó el tiempo en que ya se pudo utilizarlo como el centro de atención de una película y terminó siendo aceptado por todos. Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

‘¡O, EVANGÉLICOS!’

Posted by Jhon en Sábado, diciembre 27, 2014

“No necesitamos abandonar nuestro nombre – solo vivir a la altura de su significado”.

Por: Philip Yancey

Esta será mi columna final para Christianity Today – por un tiempo, al menos. Luego de escribir columnas desde 1983, he decidido tomar un descanso. Ya que esta revista se describe a sí misma como una “de convicción evangélica“, parece apropiado usar esta última columna para realizar algunas observaciones generales sobre el movimiento.

El evangelicalismo se ha vuelto un fenómeno global. El año pasado visité el Medio Este, India, África, América Latina, y Europa como el invitado de iglesias y ministerios. En cada lugar, los evangélicos exudan vida y energía. Mientras que las iglesias serias cambian lentamente, los evangélicos tienden a tener pies ligeros, adaptándose rápidamente a las tendencias culturales. Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

¿Qué significa Unción?

Posted by Jhon en Viernes, mayo 2, 2014

Hola a todos. En septiembre del 2011 escribí un artículo sobre este tema, pero creo que hay que seguir insistiendo sobre lo que tiende a ser una manipulación emocional.

Andrés

¿Qué Significa Unción?

Por: Juan Stam

Una frase muy popular en ciertos círculos es “la unción” o más frecuentemente, “una unción”, seguida por adjetivos superlativos como “muy especial”, “muy poderosa”, etc. “Dios derramó una unción de lo alto” se oye a menudo, o aun por anticipado, “habrá una unción divina muy especial”, “una unción muy especial está cayendo del cielo” o “Fulano es un predicador muy ungido”. Es impresionante como en cada maratónica de Enlace se oye la misma frase: “se siente una tremenda unción aquí, es un poderoso mover del Espíritu ” o “hay una tremenda atmósfera de milagros aquí” (¿qué sería una maratónica sin este “tremendismo” retórico?). ¿Creerán esos hermanos y hermanas que se puede programar al Espíritu Santo? ¿O será que sin darse cuenta ellos mismos están manufacturando artificialmente esos sentimientos, que no serían entonces exactamente “de lo alto”? Parecen haber olvidado que “el Espíritu sopla donde él quiere”, no como nosotros le programamos y lo manejamos. Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

¿A quién Iremos?

Posted by Jhon en Sábado, abril 26, 2014

Por: Andrés Carrera

Si hay algo de lo que podemos estar seguros, es que en nuestra vida cristiana, pasaremos por momentos en que dudaremos de nuestra fe.

Sobre todo en los momentos de transiciones en nuestra vida, la duda va a llegar. De hecho, deberíamos preparar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes para que cuando se produzca el cambio de una etapa a otra y con eso, nuevos desafíos y dudas, ellos tengan claro que cualquier alternativa a la vida cristiana, solo los llevará a una, que sea egoísta y sin propósito. Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

¿Por qué es importante la resurrección de Jesucristo?

Posted by Jhon en Domingo, abril 20, 2014

 La resurrección de Jesucristo es importante por muchas razones. Primero, testifica del inmenso poder de Dios mismo. Creer en la resurrección es creer en Dios. Si Dios existe, y si Él creó el universo y tiene poder sobre él, entonces Él tiene el poder de levantar a los muertos. Si Él no tiene tal poder, Él no es un Dios digno de nuestra fe y adoración. Sólo Él, quien creó la vida, puede resucitar después de la muerte. Sólo Él puede revertir la atrocidad que es la muerte misma, y sólo Él puede quitar el aguijón que es la muerte y dar la victoria sobre la tumba. En la resurrección de Jesús de la tumba, Dios nos recuerda su absoluta soberanía sobre la vida y la muerte.

Segundo, la resurrección de Jesús es un testimonio para la resurrección de los seres humanos, la cual es un principio básico de la fe cristiana. A diferencia de todas las otras religiones, sólo el cristianismo tiene un fundador que trascendió la muerte y quien prometió que Sus seguidores harían lo mismo. Todas las otras (falsas) religiones fueron fundadas por hombres y profetas, cuyo fin fue la tumba. Como cristianos, somos confortados en el hecho de que nuestro Dios se hizo hombre, murió por nuestros pecados, fue muerto y resucitado al tercer día. La tumba no pudo retenerlo. Él vive y ahora está sentado a la diestra de Dios el Padre en el Cielo. La iglesia viviente tiene una Cabeza viviente.

En 1 Corintios 15, Pablo explica en detalle la importancia de la resurrección de Cristo. Algunos en Corinto no creían en la resurrección de los muertos, y en este capítulo, Pablo da seis consecuencias desastrosas si es que no hubiera resurrección; 1) No tendría sentido el predicar a Cristo (v.14); 2) la fe en Cristo sería vana (v. 14); 3) todos los testigos y predicadores de la resurrección serían mentirosos (v. 15); 4) nadie sería redimido del pecado (v. 17); 5) todos los creyentes que nos precedieron, habrían perecido (v. 18); y 6) los cristianos serían la gente más digna de conmiseración en el mundo (v. 19). Pero Cristo, sí, se levantó de entre los muertos y “primicias de los que durmieron es hecho.” (v. 20), asegurando que lo seguiremos en la resurrección. 

La inspirada Palabra de Dios garantiza la resurrección de los creyentes cuando Jesucristo venga por Su Cuerpo (La Iglesia) en el Arrebatamiento. Tal esperanza y seguridad surge en un grandioso canto triunfal como lo escribe Pablo en 1 Corintios 15:55, “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?” ¿Cómo describen estos versos la importancia de la resurrección? Pablo responde, “…sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.” (v. 58). Él nos recuerda que sabiendo que seremos resucitados a una vida nueva, podemos sufrir persecución y peligros por amor a Cristo, tales como Él padeció (vv. 29-31), y al igual que miles de mártires a través de la historia, quienes gustosamente cambiaron sus vidas terrenales por la vida eterna mediante la resurrección. 

La Resurrección es una victoria triunfante y gloriosa para cada creyente en Jesucristo, quien murió, fue sepultado, y resucitó al tercer día de acuerdo a las Escrituras. Y, ¡Él vendrá nuevamente! Los muertos en Cristo resucitarán primero, luego nosotros, los que hayamos quedado y vivamos para Su venida, seremos transformados y recibiremos nuevos cuerpos glorificados (1 Tesalonicenses 4:13-18). ¿Por qué es importante la resurrección de Jesucristo? Porque demuestra que Dios aceptó el sacrificio de Jesús a nuestro favor. Comprueba que Dios tiene el poder de levantarnos de los muertos. Garantiza que aquellos que crean en Cristo no permanecerán muertos, sino que serán resucitados a una vida eterna. ¡Esa es nuestra bendita esperanza!

www.GotQuestions.org

Posted in General | Leave a Comment »

Diferente de lo que parecía

Posted by Jhon en Sábado, abril 19, 2014

En la historia de la Pascua, el Sábado de Gloria normalmente se desperdicia.

Sin embargo, los días e incluso los pocos años que le precedieron estuvieron llenos de acontecimientos y de palabras sorprendentes. Si se hubiera tratado de una sinfonía, ésta habría aumentado a un resonante pero horrible crescendo: el arresto y el juicio, los azotes y la crucifixión; la agonía en la cruz; la muerte; el día transformándose en la más absoluta oscuridad; la tierra sacudiéndose como si fuera a partirse; el desgarramiento del velo en dos… Y luego, al igual que la famosa pausa en el Mesías de Handel, todo se detiene completamente. Jesús es sepultado —y todo ha terminado.

Al no estar ya Jesús, los discípulos se quedaron únicamente con su recuerdo y sus palabras, ninguno de los cuales parecían estar afectándoles, pues se escondieron temerosos ese sábado, teniendo poca fe en lo que Él había prometido. Los discípulos habían trazado su propia imagen de lo que se suponía que debía ser el Mesías.

¿Cuántos de nosotros; los creyentes, vivimos con una mentalidad de sábado —en algún punto entre la verdad de la vida terrenal de Jesús, y la resurrección gloriosa que validó todo lo que Él dijo e hizo? Es fácil quedarse perplejos ante el temor de los discípulos y su falta de fe, pero ¿somos nosotros, en realidad, muy diferentes a ellos? ¿Tenemos nuestros propios planes para Dios? ¿Creemos convenientemente que lo mejor para nosotros es que Dios y todos los demás hagan lo que esperamos?

¿Se inclina usted a decir palabras que transmiten cada vez más falta de esperanza? ¿Son palabras de desánimo, pesimismo, condenación ­—tal vez incluso de desesperación?

Delante de quienes vivimos con una mentalidad así hay dos opciones. O bien intentamos inútilmente hacer las cosas a nuestra manera, o bien volvemos a enfocarnos en la verdad de lo que Dios nos ha dicho: la verdad acerca de sí mismo, y la verdad sobre nosotros; la verdad en cuanto a lo que Él nos ha pedido que hagamos en la desilusión del “sábado”.

Los discípulos no habían recibido todavía el Espíritu Santo, pero nosotros lo tenemos ahora por completo. Ellos no tenían la abundancia de la Palabra de Dios, pero nosotros la tenemos toda al alcance inmediato. Ellos estaban viviendo del otro lado de la resurrección, y nosotros la vivimos en su realidad.

Posted in Devocionales | Leave a Comment »

La soledad soportada por nosotros

Posted by Jhon en Viernes, abril 18, 2014

Hace veinte años tuve el privilegio de hacer el papel de Jesús en la película El Evangelio de Mateo. La experiencia cambió mi vida cuando llegué a entender al Señor de maneras que nunca había imaginado. Descubrí su gozo, su sufrimiento y su pasión. También descubrí cuán extraordinariamente “solo” estuvo Jesús cuando anduvo en la Tierra.

Después de todo, ¿quién podría entender a un hombre cuya manera de ser e ideas eran tan asombrosamente diferentes a las de cualquier otra persona? Incluso sus amigos más cercanos nunca “lo entendieron” sino hasta después de que ascendió a su Padre. ¿Qué tan solo deja eso a un hombre? Especialmente en ese día del Gólgota.

Cuando filmamos las escenas de la crucifixión, llegué al set después de un trabajo de maquillaje de tres horas; era tan auténtico, que ninguno de los miembros del equipo de filmación podía soportar mirarme. Recuerdo que pensé en el pasaje: “… escondimos de él el rostro” (Is 53.3), y me di cuenta de que eso había sido muy real.

Después comenzó el rodaje, y la crueldad era impresionante. Estábamos simulando, pero la atrocidad era indescriptible. Recuerdo cuando estaba allí colgado, y viendo los rostros a mi alrededor, simplemente mirando. Una niña de la aldea local donde estábamos filmando lloraba y lloraba. Todos habrían querido ayudarme de alguna manera. Pero era algo que yo tenía que soportar solo.

Pensé cuando Jesús veía a su madre, a Juan y a otros. Por mucho que lo amaran, no había manera de que ellos pudieran entender sus motivaciones ese día. Por mucho que habrían querido ayudarlo de alguna manera, era algo que Él tenía que hacer —solo.

Después llegó el momento de estar solo más allá de toda soledad. “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” (Mt 27.46). Para que pudiéramos nacer de nuevo.

Hoy es un día para despojarnos de todo lo que queremos, y vivir como el Señor desea: agradecidos. Tenemos el privilegio de entenderle como nunca pudieron hacerlo quienes anduvieron a su lado, y nuestra respuesta no puede ser otra que postrarnos sobre nuestros rostros en profunda gratitud. ¡Gloria a Jesús!

—Bruce Marchiano

Posted in General | Leave a Comment »

Un amor extravagante

Posted by Jhon en Miércoles, abril 16, 2014

Ella fue la única que creyó en Él. Siempre que Jesús hablaba de su propia muerte, los demás se encogían de hombros o dudaban, pero María creyó porque Él hablaba con la misma firmeza con que le habló la vez que ella dudo de Él.

Ella había cuestionado el amor de Jesús por su familia cuando no llegó a tiempo. “Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto”.

Pero ella vio que Jesús lloró con ella.

Y Él pronunció después las palabras.

“¡Lázaro, ven fuera!” Y después de estar cuatro días en una tumba sellada por una piedra, Lázaro salió.

Mientras María besaba las manos, ahora cálidas de su hermano que había muerto hacía poco, se volvió y vio a Jesús. Él estaba sonriendo.

Ella nunca volvería a dudar de sus palabras.

Así que, cuando Él hablaba de su muerte, ella lo creyó.

María llevó el voluminoso frasco de perfume de su casa a la de Simón. No fue un gesto improvisado, pero sí extravagante. El perfume costaba el salario de un año. Tal vez era la única cosa de valor que ella tenía. No era lógico lo que hacía, pero ¿desde cuándo ha sido guiado el amor por la lógica?

El sentido común no habría llorado ante la tumba de Lázaro, pero el amor sí. Era un amor extravagante y arriesgado que aprovechó la oportunidad.

Alguien tenía que mostrar lo mismo al Dador de tal amor.

Por eso fue que María lo hizo. Se acercó a Jesús y derramó el frasco. Sobre su cabeza, sus hombros y su espalda. Ella se habría derramado a sí misma por Él, de haber podido.

La fragancia del dulce ungüento se esparció rápidamente por toda la habitación.

“Respira el aroma y recuerda a quien te ama”, decía ese gesto. “Cuando te sientas abandonado, recuerda que eres amado”.

Los discípulos se burlaron de su extravagante gesto, pero recordemos la manera en que Jesús defendió a María. “¿Por qué molestáis a esta mujer? pues ha hecho conmigo una buena obra”.

Esta no era tampoco la primera vez que la había defendido. Cuando su hermana, Marta, exigió que María la ayudara con las tareas de la casa en vez de estar sentada a sus pies, Jesús dijo: “Hay una sola cosa por la que vale la pena preocuparse. María la ha descubierto” (Lc 10.42 NTV).

El mensaje de Jesús es tan poderoso hoy como lo fue entonces: Hay un tiempo para el amor arriesgado. Hay un tiempo para sentarse a los pies de Aquel que usted ama, de derramar su amor sobre Él, y que debe aprovechar cuando llega.

—Max Lucado

Posted in General | Leave a Comment »

¿QUÉ PASA CON EL PÚLPITO EVANGÉLICO?

Posted by Jhon en Viernes, abril 11, 2014

Por: Juan Stam

Hay una crisis de insensatez en el púlpito evangélico hoy, sobre todo en los medios de comunicación masiva. No podemos negar que muchos siervos del Señor están exponiendo la Palabra fielmente semana tras semana, pero probablemente son minoría y poco reconocidos. Un monitoreo de la predicación en los medios de comunicación masiva (televisión, radio y casetes) nos da mucho de qué preocuparnos.

Hace poco un predicador centroamericano bastante famoso predicó sobre Génesis 15:6, “Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia” (cf. Ro 4:3; Gál 3:6; Stg 2:23). Comenzó su sermón diciendo, “Esta mañana oré mucho, y pedí al Espíritu Santo revelarme la palabra precisa para explicar este texto hoy, y me dio la palabra ‘derecho’”. En seguida interpretó el texto como “la fe le fue contada por derecho”, en el sentido moderno de ese término. Pero ¡qué raro! Difícilmente podría haber peor manera de malentender ese texto. O el Espíritu Santo se equivocó, o el distinguido predicador oyó mal la voz divina, y compartió su confusión con millones de televidentes. Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

¿Fue el diluvio de Noé global o local?

Posted by Jhon en Martes, abril 1, 2014

Cuando uno examina los pasajes bíblicos, está claro que el diluvio fue global. Génesis 7:11 dice que “…aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas.” Viendo lo que dice Génesis 1:6-7 y 2:6 parece ser que el medio ambiente antes del diluvio era muy diferente de lo que experimentamos ahora. Basándonos en estas y otras descripciones bíblicas, así como en el registro de fósiles y descubrimientos geológicos actuales, es razonable especular que en un tiempo, la tierra estaba cubierta con una especie de bóveda de agua. Esta bóveda pudo haber estado compuesta de vapor o pudo haber constado de anillos, algo así como los anillos de hielo de Saturno. Esto, en combinación con un aumento en las corrientes de agua subterránea, pudieron haber sido ambas vaciadas sobre la tierra (Génesis 2:6) y eso habría resultado en una inundación global.
Leer el resto de esta entrada »

Posted in General | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: