Cristiano en Construcción

La Santidad no es el camino a Cristo, Cristo es el camino a la Santidad.

Las preocupaciones y sus respuestas.

Publicado por Jhon en Miércoles, febrero 6, 2008


No recuerdo cuando ni quién me lo dijo: “la preocupación es falta de oración”. Quién de nosotros no ha pasado por momentos de preocupación, peor aún de angustias? Todos pasamos por momentos difíciles, cómo es posible entonces que la Biblia nos diga que en todo estemos gozosos? 1 Tes 5:16 “estad siempre gozosos”, no nos deja ninguna alternativa, claramente es un mandato a estarlo “siempre”.

Para poder entender mejor este mandato que pareciera no tener sentido primero quisiera hacer una diferencia entre “felicidad” y “gozo”. La biblia utiliza claramente la palabra gozoso en diferentes ocasiones y circunstancias, pero no podrá usted encontrar la palabra “felicidad”.

Hace tiempo cuando comencé mi caminar con El Señor debo confesar que una de las cosas que me motivaba era las bendiciones, la prosperidad, la paz y la felicidad!, a quién no le gustaría ser feliz? Ahí fue cuando me encontré con un libro que decía “a Dios no le importa que seas feliz, le importa que seas suyo!”; imagino su rostro en este momento al leer estas lineas, créame que mi rostro se desencajó al leerlo y no logré comprender en ese momento que era lo que me quería decir, no fue sino tiempo después cuando encontré la definición y diferencia entre gozo y felicidad que logré comprenderlo:

La felicidad es un estado emocional pasajero provocado por circunstancias externas igualmente pasajeras.

El Gozo es un estado mental y emocional interno, provocado por convicciones certeras que no son afectados por los eventos exteriores.

Va comprendiendo la diferencia?

Muchos dirán que las preocupaciones son parte de nuestras vidas, y para la mayoría esto es un dogma que viven cada día, en mayor o menor grado. En primer lugar déjeme decirle que preocuparse ni es pecado ni es antibíblico. Jesús mismo se angustió (Mat 26:37 – Mar 14:33).

La diferencia está en la causa de estas preocupaciones. Existen básicamente 3 tipos de preocupaciones:

1. Las cosas temporales

2. La salud

3. El Futuro

Así que veamos una por una y demos una mirada a la respuesta bíblica a cada uno de estos tipos de preocupaciones que a todos nos atañe, para cada una de ellas tenemos promesas que nos deberían dar esa paz que sobrepasa todo entendimiento que menciona Filipenses 4:7

Las cosas Temporales: cuales son las cosas que normalmente nos preocupan a diario? Hagamos seguimiento de lo que sería un día medianamente normal en la vida de cualquier persona. Digamos que sale de su casa y su preocupación es llegar bien a su destino, recurra al Salmo 121:8 Jehová guardará tu salida y tu entrada, Desde ahora y para siempre.

Note que Dios no cuidará solamente su ida sino también su regreso, y como añadidura es una promesa para siempre! Ahora puede usted salir tranquilo donde quiera que vaya.

Otra preocupación común de cada día y algo típico y necesario en cada uno de nosotros es tanto el comer como el vestir, encontramos otra promesa en:

Mateo 6:25 Por tanto os digo: No os congojéis por vuestra vida, qué habéis de comer, ó que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir: ¿no es la vida más que el alimento, y el cuerpo que el vestido?

No quiero dejar de cubrir todas aquellas cosas que nos acongojan diariamente consumiendo nuestro tiempo y pensamiento, desde cosas no tan importantes hasta reales necesidades y urgencias:

Fil 4:19 Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.

Ahora quiero pedirle que piense un poco en “Mi Dios”, a que Dios estamos sirviendo? Quién es en realidad su Señor y Salvador? Es el mismo Dios ayer hoy siempre, es el mismo Dios que con su palabra mandó y los cielos y todo cuanto existe fue formado de la nada; si estamos hablando del mismo Dios, entonces, deberíamos tener la certeza de que todas nuestras necesidades estarán cubiertas de antemano.

Antes de continuar debemos hacer diferencia entre necesidades y antojos o caprichos, la biblia no nos está dando promesas de que Dios proveerá de todo cuanto nos antojemos, siempre nos habla de nuestras necesidades y de las cosas básicas, comida, sustento, techo, vestido, no podemos tratar de negociar con Dios y hacerle pensar que cambiar el carro por el modelo del año es una necesidad, o ese vestido que tanto nos gustó es una necesidad. Una cosa es que Dios conceda los deseos de nuestro corazón, y otra muy diferente que cubra nuestras necesidades, de eso es de lo que estamos hablando. No por ello se sienta mal y adopte una vida de austeridad extrema, no se trata tampoco de eso, se trata de tener la confianza en que Dios cubrirá nuestras necesidades y si ejercemos buena mayordomía de los recursos que El mismo nos provee con seguridad usted mismo podrá darse sus gustos :)

El segundo grupo de preocupaciones que mencionamos al comienzo es el referente a la salud, es un tema recurrente y en verdad preocupante, diría yo que más que las preocupaciones temporales, es muy difícil aceptar la voluntad de Dios cuando se trata de la salud de un ser querido o de la propia. Claro que SI existen promesas de salud física en la biblia, tomemos como ejemplo el conocido Salmo 91, pero mas allá de las promesas acerca de la salud, debemos tener en cuenta que este es un aspecto que nos toca directamente a nosotros, es nuestra responsabilidad cuidar de nuestro cuerpo y bienestar, con hábitos sanos que colaboren con el buen mantenimiento del mismo. De nada nos sirve pedirle a Dios salud si nosotros mismos nos encargamos de maltratar este milagro que nos recuerda cada día cuan sabio es Dios.

Por último y por supuesto no menos importante tenemos las preocupaciones por el futuro. Generalmente cuando hablamos de futuro, la mayoría de las personas se enfocan en los años venideros, cuando pase de los 30 o 40 años o si acaso llego a los 60 o70, la vejez, jubilación y todo lo que conlleva el normal proceso de envejecimiento.

Hasta este momento si usted ha leído los primeros dos tópicos de este estudio, confío en que ya debería tener claro y comprender cómo sobrellevar la preocupación por las cosas pasajeras y la salud.

El futuro desde el punto de vista de Dios es muy diferente al futuro visto desde nuestra perspectiva, para nosotros el futuro pueden ser los próximos 30 o 40 años, pero para Dios el futuro que quiere que comprendamos no se mide en años ni décadas, se mide en términos de eternidad.

Irónicamente las personas pasan más tiempo preocupándose por las cosas más irrelevantes (las cosas temporales), pasan menos tiempo tratando de cuidar para no remediar las cosas mas relevantes (la salud), pero pasan muy poco tiempo preocupándose por lo único realmente importante de estos tres tópicos: el futuro. El futuro desde el punto de vista de Dios, la eternidad.

Seguramente usted tiene idea de dónde pasará o le gustaría pasar su jubilación, su vejez y sus últimos años como peregrino en esta tierra, pero ya tiene asegurado su cupo en la eternidad? Éste y solamente éste es el único tópico del cual vale la pena preocuparse si es que aún no lo tiene decidido, y si ya lo tiene entonces puede pasar este tema al extremo de las no preocupaciones.

Para todas las demás preocupaciones que usted pueda tener particularmente todo lo que puedo decirle esta resumido en:

 

Filipenses 4:6-7 Por nada estéis afanosos; más bien, presentad vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.

La oración y ruego son la respuesta a todas nuestras preocupaciones. Mientras mas tiempo pase en oración, tenga la plena seguridad de que sus preocupaciones se irán desvaneciendo y entonces podrá acatar el mandato bíblico de gozarse en todo!.

About these ads

9 comentarios hacia “Las preocupaciones y sus respuestas.”

  1. SOL escribió

    ESTA MUY BUENA ESTA ENTRADA. TE DIGO LA VERDAD, HACE UN TIEMPO (NO MUCHO) Q SOY CRISTIANA. Y EN ESTE TIEMPO ESTABA FATAL, RE MAL. Y LA VERDAD Q EN CIERTO SENTIDO FUE UN EMPUJONCILLO TODO LO Q ESCRIBISTES.DTB.
    SALUDOS.

    SOL

  2. Carolina Santos escribió

    que exlente esta este comentario acerca de las preocupaciones con este estudio de las preocupaciones les dare un estudio a las hermanas de la iglesia que asisto muchas gracias Bendiciones

  3. DIOS LOS BENDIGA ESE COMENTARIO QUE USTEDES HICIERON HACERCA DE LAS PREOCUPACIONES ESTA INTERESANTE PARA MEDITAR EN LAS COSAS QUE UNO COMO PERSONA VIVE Y MAS EN EL CRISTIANISMO

  4. jesus abelardo bolivar escribió

    me parecio muy interesante el resumen que ustedes hicieron de las precupaciones

  5. Carla escribió

    Gracias, me alivió mucho leer esto, siento que me estaba alejando de Dios y el me llamó de vuelta a su lado para que caminemos juntos de la mano y recuerde hablar con Él más seguido.

    Bendiciones =)

  6. Jemima Morales Teutla escribió

    MUY A TIEMPO

    Gracias a Dios que ahora tenemos este medio y en el google encontre este sitio buscando “el gozo del cristiano”; ahora Dios nos puede hablar a través de nuestros hermanos en Cristo que escriben estos artículos.
    Mis papás estan pasando por problemas de salud, y a veces esas cosas pasajeras y temporales son las que absorben la mayor parte de nuestro tiempo cuando deberíamos estar más tiempo en la presencia del Señor porque en él hay plenitud de gozo, delicias a su diestra para siempre. y porque ÉL tiene cuidado de nosotros.

  7. Augusto Arriaga Luces escribió

    Sinceramente,la explicacion que dan sobre las preocupaciones es maravillosa lo voy a aplicar en mi vida.que Dios los bendiga

  8. Edmundo Arvelaíz escribió

    Es verdad Soy Cristiano pero ni lo digo con orgullo ni con pesar.
    Es verdad soy cristiano, pero no admito ni derrota ni fracaso pero admito que tengo el éxito asido en la mano.

  9. Edmundo Arvelaíz escribió

    Es verdad soy cristiano, pero no admito ni derrota ni fracaso pero “no” admito que tengo el éxito asido en la mano.
    Perdón, me equivoqué en la respuesta anterior a menos que no sea porque se interprete en un sentido espiritual.
    Mientras, soy cristiano, ni mucho, ni poco en términos de orgullo o arrogancia.
    Hay que ser arrogantes pero no contra el pecador, sino contra el pecado simplemente abandonandolo admitiendo más santidad.
    Hay que ser orgullos pero no contra el pecador, sino contra el pecado. Admitiendo que se le a abandonado y a él no se le debe volver nunca.
    Debo de admitir con estas palabras que es pura fidelidad a Cristo que se le debe.
    Bueno… La obediencia al evangelio es así.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 77 seguidores

%d personas les gusta esto: